Política y gestión cultural: Digresiones, convicciones y sugerencias

Captura de pantalla 2015-07-28 a las 18.48.24

Colectivamente, o en solitario, todas y todos claman para sí la legitimidad del cuidado, la defensa, promoción e iluminación en materia de cultura… y artes, por supuesto.

Hay visiones antropológicas en las que toda manifestación humana es cultura, otras que sólo reivindican como tal aquella actividad u obra bendecida por el líder religioso, el monarca, la clase o el grupo social, los usos y costumbres, lo que la ley o el reglamento tipifiquen, el buen gusto (cualquier significado que esta expresión pueda tener) y un interminable etcétera.

Captura de pantalla 2015-07-28 a las 18.49.07

Siempre han existido individuos que protagonizan el hacer, decir y disfrute de la cultura y las artes, a los que hoy pomposamente llamamos: creadores, artistas, valuadores, mercaderes, traficantes y críticos, todos en variopinta fauna. También disponemos de profesionales, gestores y usuarios cuya conducta impacta en la percepción y orienta o desorienta modas, gustos y precios de consumo que repercuten en individuos o colectividades relativamente pasivas a los que se denominan usuarios, consumidores, públicos o simplemente sociedades.

Captura de pantalla 2015-07-28 a las 18.48.53

Decía Jesús Reyes Heroles que la cultura no es otra cosa que el caminar del ser humano hacia el ser humano. Creo que esto significa que la cultura es un proceso, un camino que entender y explicar, para compartir y disfrutar.

Lee el artículo completo en la revista impresa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *