Educación AZ
12 marzo, 2019

Así es como los padres deben educar a un hijo superdotado

 

Tras una larga era en la educación donde se exhortaba a los maestros a la estandarización de los conocimientos, ahora hay un movimiento hacia una estrategia de aprendizaje más personalizada.

He notado que en años recientes ha aumentado la resistencia a la crianza invasiva.

Los padres de familia conocemos todas las historias sobre lo nerviosos que son los niños que llegan a la adultez con currículos nutridos pero poco propósito en la vida y que quieren hacer las cosas diferente. ¡No seleccionaremos la niñez de nuestros hijos e hijas, ni su vida quedará encasillada!

Claro que este enfoque de no intervención es evidentemente más fantasioso (y privilegiado, por cierto) que la alternativa más intervencionista. Además, los defectos potenciales de este plan de “dejar hacer” son tanto inevitables como variados.

Sí, los niños necesitan libertad, pero también requieren que nosotros -sus tutores ostensiblemente más sabios- pongamos atención a sus necesidades particulares y les ayudemos a satisfacerlas. Este es claramente el caso con niños con discapacidades físicas o mentales o trastornos emocionales; sin embargo, puede ser más difícil de lograr cuando el niño es superdotado.

Casi nadie quiere que lo acusen de criar un copo de nieve especial, pero a veces, esas protecciones dejan ver que son un tanto especiales. ¿Deberíamos dejar a esos niños solos con sus talentos y dones, permitiéndoles que desarrollen sus intereses en sus propios términos, o deberíamos intervenir?

Consulta la nota completa en: Expansión.mx


Compartir

Articulos Relacionados