1 noviembre, 2015

Centro de Tecnología e Innovación, una incubadora de ideas

Captura de pantalla 2015-10-31 a las 3.15.47 p.m.

Bajo la premisa de favorecer el trabajo de las mentes brillantes del país, en el Distrito Federal existe un espacio para que estudiantes de diversas áreas del conocimiento potencien sus capacidades creativas en función de proyectos con impacto social.

Se trata del Centro de Tecnología e Innovación (Ctin) del Grupo Carso, una incubadora de ideas que desde hace cuatro años abre sus puertas a jóvenes proactivos con ganas de explorar, analizar, proponer, aprender, explorar y compartir conocimiento e intereses bajo una dinámica del co-working.

Captura de pantalla 2015-10-31 a las 3.17.12 p.m.

En el edificio Frisco de Plaza Carso, el centro es un referente de innovación. Al entrar es evidente la creatividad que persiste. En sus instalaciones lo mismo se ven jóvenes que diseñan prototipos, desarrollan software o hacen presentaciones, que también puede escuchárseles tocar guitarra, lanzar pelotas de goma o delinear figuras con etiquetas en las paredes.

El común denominador para ellos es sentirse en la libertad de desarrollar sus ideas, fuera de los esquemas convencionales de la escuela o de centros laborales, lo que les permite mantener sus actividades académicas y personales.

Captura de pantalla 2015-10-31 a las 3.17.20 p.m.

Lorena Guevara, coordinadora del Ctin, explica que el objetivo primordial es crear proyectos que tengan un gran impacto social y sean innovadores en rubros que beneficien a la sociedad, a nivel local y global.

Este centro nació en agosto de 2011 por iniciativa de Carlos Slim Helú, presidente de Grupo Carso, a raíz del evento Aldea Digital que en ese entonces estaba dirigido a un público muy parecido a los jóvenes que se desarrollan en esas instalaciones.

Captura de pantalla 2015-10-31 a las 3.17.33 p.m.

“Al ingeniero le gustaba tanto el ambiente que pensó hacerlo algo permanente, dándole un espacio a los chicos para que puedan trabajar en sus proyectos y convivir con personas con sus mismos intereses en cuestiones de tecnología e innovación”, refiere.

Lee el artículo completo en la revista impresa.

 


Compartir

Articulos Relacionados