Acceso y uso de las TIC en la UNAM

Justificación

Estamos inmersos en la sociedad del conocimiento donde los beneficios del uso de las TIC están vinculados con la democratización de la educación, misma que plantea fomentar la participación de las personas, así como generar mayores libertades para utilizar la información y producir conocimiento. Por ello es importante visualizar a las tic como indicadores de desarrollo que desempeñan un papel importante para el futuro de la educación. Sin embargo, encontramos que la brecha digital en el mundo —y por supuesto, en México— se hace cada vez más grande, además de que a la inequidad en el acceso a bienes económicos, culturales y educativos, ahora se suma el rezago tecnológico.

En México existe un enorme desequilibrio en el acceso a las TIC y en el uso y producción del conocimiento, pues mientras algunos grupos y comunidades están a la vanguardia, otros no han resuelto necesidades básicas como alimentación y salud.

Desde la perspectiva social, la falta de acceso a las TIC está asociada a formas de exclusión, entendidas como procesos dinámicos de ruptura multidimensional del lazo social a nivel individual y colectivo. Los lazos sociales son las relaciones, instituciones e identidades comprendidas de pertenencia que constituyen cohesión, integración y solidaridad social. La exclusión social impide la plena participación en las actividades normativamente prescritas de una sociedad determinada y niega el acceso a la información, los recursos, la sociabilidad, el reconocimiento y la identidad, erosionando el autoestima y reduciendo las capacidades para alcanzar metas personales (Hilary Silver, 2007).

La educación es un área para impulsar el desarrollo humano y disminuir la exclusión social, que es el punto que esta investigación se da a la tarea de estudiar: el acceso a las tic en la educación, particularmente en la UNAM, y su papel ante la sociedad del conocimiento.

Contexto

Las últimas tres décadas han aportado una profunda transformación económica y social en la cual se involucra el uso de las tic que han trazado nuevas formas de relaciones humanas, aprendizaje, comunicación y trabajo. El procesamiento y manejo de información se convierte en el centro de las actividades económicas y de la producción del conocimiento, implantándose de manera definitiva en las vidas de los individuos, consolidando y evolucionando la sociedad del conocimiento. León Olive refiere que es una sociedad en la que sus miembros tienen la capacidad de apropiarse del conocimiento disponible y generado en cualquier parte del mundo; aprovechar de la mejor manera el saber que esa misma sociedad ha producido históricamente, incluyendo la inteligencia científica, tecnológica y los conocimientos tradicionales para generar, por ella misma, los conocimientos que les hagan falta para comprender mejor sus problemas (educativos, económicos, de salud, sociales, ambientales, etcétera), proponer soluciones y resolverlos efectivamente.

Sin embargo, se plantea el grave problema de la brecha digital. El nivel de acceso y el uso de las TIC es distinto según los países, sectores sociales, niveles de formación y capacidades tecnológicas, principalmente por la falta de infraestructura y conocimientos. Esto genera nuevos problemas de exclusión, desigualdad e injusticia social que afectan el desarrollo del ser humano, la cultura y la sociedad.

Ante este contexto, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, 2000) menciona que las TIC son un instrumento indispensable para la lucha contra la pobreza en todo el mundo, además de ser un factor relevante para el desarrollo económico y social, al facilitar la provisión de servicios básicos de salud y educación.

Los organismos internacionales plantean que el objetivo es la construcción de sociedades del conocimiento a nivel mundial que funcionen como fuente de desarrollo para todos. De esta forma, su aprovechamiento enfocado, amplio e innovador tendrá una contribución importante para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) destacando la  importancia de diseñar y aplicar políticas que posibiliten y favorezcan la adaptación de los individuos en la era digital, para implementar e integrar las TIC en todas las áreas de la sociedad. Nuestro compromiso es encontrar estrategias que contribuyan al alcance de los objetivos trazados en nuestro país.

En México, el Gobierno promueve el uso de TIC desde el Plan Nacional de Desarrollo (PND 2007-2012). En el eje 3, “Igualdad de oportunidades”, se menciona como un objetivo de la transformación educativa, impulsar el desarrollo y uso de nuevas tecnologías en el sistema educativo para apoyar la inserción de los estudiantes en la sociedad del conocimiento y ampliar sus capacidades para la vida; en el eje, “Economía competitiva y generadora de empleos”, establece como una de sus estrategias la implementación de programas que faciliten el ingreso de los trabajadores y sus familias a la sociedad del conocimiento mediante esquemas de crédito y capacitación para el uso eficiente de las TIC.

En la UNAM, el Plan de Desarrollo Institucional 2011-2015 incluye entre sus líneas rectoras: mejorar la calidad y pertinencia de los programas de formación de los alumnos e incrementar la equidad en el acceso a aquellos métodos, tecnologías y elementos que favorezcan su preparación y desempeño; menciona que se impulsará el uso de las nuevas TIC, para fortalecer el desempeño escolar de los alumnos y las capacidades de los profesores. El aprendizaje adecuado de las nuevas TIC se vincula con el desarrollo de un programa de formación de profesores de nuevo ingreso que se inicie con el bachillerato y esté orientado al uso intensivo de estas tecnologías.

El objetivo de la investigación fue realizar un análisis sobre el acceso y el uso de las TIC en la población universitaria; la muestra estuvo conformada por 119 alumnos de bachillerato de la Escuela Nacional Preparatoria No. 4, “Vidal Castañeda y Nájera”, y del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), plantel Naucalpan, y 76 de la Facultad de Medicina.

 Acceso y uso de las TIC en la UNAM

El propósito es que los individuos se apropien del conocimiento generado en cualquier parte del mundo, comprendan mejor los problemas y actúen para lograr mejoras en su calidad de vida. De acuerdo a las preguntas que guiaron el estudio, se destaca el acceso y uso de las TIC para toda la población y para los alumnos de la UNAM en el contexto de la sociedad del conocimiento, además de concebir la participación del trabajador social para intervenir en ella.

Los datos muestran que en la configuración de la sociedad del conocimiento uno de los elementos importantes son los avances tecnológicos que han modificado las formas de trabajo, comercio y estudio, en particular el uso de las TIC, las cuales permiten adquirir, crear, procesar, almacenar, distribuir y acceder a la información. Además de facilitar la comunicación, se pone énfasis en el uso de las TIC en la educación por su aporte en la socialización del conocimiento, el ahorro de tiempo y recursos para el desarrollo de actividades académicas, el acceso a una gran cantidad de información y la producción de conocimiento, entre otros.

El sentido de su aplicación entre quienes las utilizan para enseñar y de quienes las usan para aprender debe privilegiar el análisis y la apropiación de información más que la transmisión y recuperación de ésta, entender su uso como un medio que contribuye a los procesos de enseñanza y aprendizaje; es decir, poner el acento no sólo en su empleo y la información que se transmite a través de ellas, sino principalmente en el sentido de su enseñanza y en los propósitos de su aprendizaje: la construcción de conocimiento.

Sin embargo, en función del acceso y el uso de las TIC se han generado nuevas desigualdades sociales, como la brecha digital, que se caracteriza por las diferencias en el aprovechamiento de las oportunidades y beneficios de estas tecnologías para la población. En México se tienen niveles de adquisición muy bajos, fundamentalmente por razones económicas.

Las estadísticas de 2012 del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) señalan que 43,4% del total de la población tiene acceso a una computadora; 55,7% desde su hogar, 32,3% desde un sitio público y desde la escuela 21,1%. De éstos, 51,8% la usa como apoyo escolar y, de 56% que no tiene acceso, en más de la mitad de los casos es por falta de recursos económicos. 39,8% tiene acceso a Internet; 52% de ellos desde su hogar, 48% fuera de él; 59,7% del total lo utiliza para obtener información y comunicarse, 31,1% para apoyar su educación/capacitación. Dentro del porcentaje de la población que no tiene acceso se indicó que en 52,2% de los casos es por no tener recursos económicos, 17,5% porque no lo necesita, y 4,2% por no tener el equipo suficiente.

El trabajador social tiene varios ejes de participación en la sociedad del conocimiento, el primero es contar con las competencias necesarias para hacer un uso adecuado de las TIC, buscar estrategias para que en todos los ámbitos se reconozca que la educación, el conocimiento, la información y la comunicación son esenciales para el desarrollo del ser humano y que, por lo tanto, es de suma importancia la construcción de sociedades del conocimiento como fuente de desarrollo para todos. Además, debe lograr que todos los sujetos —en lo individual y en lo colectivo— tengan acceso y capacidad para hacer uso de la información, así como mejorar su calidad de vida y proponer, en colaboración con los ciudadanos, políticas públicas para que el Gobierno aporte la infraestructura necesaria para dar cobertura gratuita a toda la población mexicana.

En el caso de la UNAM, se han logrado avances significativos al disponer de una red integral de telecomunicaciones, equipos tecnológicos y plataformas educativas en todos sus niveles que cuentan con contenidos educativos digitales abiertos e impulsan una mayor distribución del conocimiento, productos, acervos y servicios a través de aplicaciones en línea. En el programa “Toda la UNAM en línea. Nuestra Universidad al alcance de todos” se ponen a disposición del visitante —con acceso público y gratuito—, un número importante de conocimientos, productos, acervos y servicios a través de aplicaciones en línea que los alumnos podrían utilizar para apoyar sus actividades académicas, pero los resultados demuestran que no son consultados.

Se puede afirmar que la UNAM ha contribuido a reducir la brecha digital del país al dar acceso a las tic para su comunidad universitaria, incluirlas en los procesos de enseñanza-aprendizaje y de formación de los alumnos. Hacer esto es apoyar el incremento de habilidades, por lo que se tienen que conjugar diversos esfuerzos para ampliar el uso y aplicación.

También es necesario capacitar a toda la comunidad universitaria para que haga uso adecuado de los recursos, busque información en fuentes confiables y sepa seleccionar la información que realmente es útil para generar su propio conocimiento; se puede trabajar en la promoción de estos recursos, la capacitación sobre su uso y apoyo en el desarrollo de las actividades académicas.

Los resultados del estudio ratifican el compromiso de la UNAM con su comunidad universitaria al impulsar el uso de las TIC. Se identificaron logros importantes, 97% de los entrevistados afirma que en su plantel tiene acceso a Internet y a una computadora en bachillerato y, en la Facultad de Medicina, 72%. Este último dato, aunque menor, resulta del uso más generalizado de dispositivos como las laptop. Estos números son muy halagadores en la UNAM, pero no así a nivel nacional, donde se reporta que sólo 39,8% de la población tiene acceso.

Referente al uso que los entrevistados dan a Internet, destacan los motores de búsqueda, realizar tareas, descargar documentos, ingresar al correo electrónico, entre otros; adicionalmente, los alumnos de la Facultad de Medicina dijeron leer libros y revistas, buscar recursos para su clase y realizar trámites escolares. En ambos casos un porcentaje alto afirma no hacer uso de aulas virtuales y no inscribirse a cursos en línea, aunque esto puede obedecer a que el profesor no los utiliza para apoyar sus clases.

En relación a las búsquedas en fuentes de información electrónicas, menos de 50% de los alumnos de bachillerato utiliza la biblioteca digital de la UNAM y con muy poca frecuencia consulta libros electrónicos de otras Instituciones de Educación Superior (IES), y nunca ha utilizado las bases de datos especializadas como SCiELO y RedALyC. A nivel licenciatura más de 50% de los alumnos encuestados hace uso de una gran variedad de fuentes de información electrónica.

Los resultados demuestran una deficiencia en el uso de todos los recursos en línea que la Universidad ha puesto a disposición de su comunidad; una hipótesis a verificar es que los alumnos desconocen su existencia o no saben cómo tener acceso a ellos.

Para finalizar, se menciona que hay un convencimiento social de la importancia que tiene el acceso generalizado de las TIC, sus aplicaciones y los servicios que ofrecen, fundamentalmente por la oportunidad que dan en la mejora de todos los servicios públicos y su repercusión en el desarrollo económico, social y cultural del mundo para la creación de una sociedad del conocimiento equitativa, democrática y plural.

Para lograrlo, no deben descuidarse los puntos problemáticos que encierra: en primer lugar, es un hecho que el acceso a las TIC no está a disposición de todo el mundo; en segundo lugar, el uso adecuado de la información en la sociedad del conocimiento supone un criterio formado para discernir, tanto a nivel profesional como ético, qué tipo de información ha de utilizarse y cuál no para satisfacer sus necesidades.

Uno de los desafíos a resolver es expandir y renovar permanentemente el conocimiento, dar acceso universal a la información, promover la capacidad de comunicación entre individuos, grupos y comunidades, dar promoción a los servicios gratuitos y brindar capacitación sobre el uso de las TIC.

Al trabajador social le corresponde profundizar en nuevos conocimientos y ámbitos de intervención en la sociedad del conocimiento, proponer políticas de inclusión social por medio del uso de las TIC para facilitar que los individuos, grupos y comunidades hagan uso de los servicios tecnológicos, de modo que se les capacite para participar plenamente en la sociedad y generar su desarrollo.

Es importante incorporar las TIC a nuestro contexto de manera conjunta con la capacitación para hacer uso formativo de las mismas. Todas las transformaciones que se producen en nuestra sociedad —que está en camino a convertirse en la sociedad del conocimiento— conllevan a que desde el ámbito de la educación se produzcan nuevos procesos de alfabetización enfocados en nuevas formas de enseñar y de aprender, nuevas competencias y habilidades tecnológicas, que sean capaces de dar respuesta a las demandas de la sociedad. Por ello, las estrategias para confrontar la brecha digital deben enfocarse en emplear las TIC para mejorar el trabajo, la salud, la educación, el medio ambiente y la seguridad, entre otros, y generar un desarrollo integral donde el acceso a las TIC pueda darse conforme a lo que las personas requieren y que, de esta forma, las adopten de acuerdo a su entorno.

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

4 thoughts on “Acceso y uso de las TIC en la UNAM

  1. Hola, actualmente estamso en la fase de planificación de la linea 7.1.1 Diagnosticar la situación actual y nivel de desarrollo de las TIC en la UNAM perteneciente al Plan de Desarrollo Institucional 2015-2019.
    Nos gustaría conocer sus experiencias al respecto.

  2. En la actualidad (2014), estamos realizando la captación de datos estadísticos en uso, acceso y apropiación de las tic en la UNAM, en dos áreas del conocimiento para dar propuestas en al ámbito cultural y educativo de los tres niveles de estudio de la UNAM, -licenciatura, maestría y doctorado- los resultados en la 1a Etapa son muy alentadores. dejaremos de estar en el lugar 79 del ranking mundial en el uso de tecnologías para nuestra sociedad de la información y el conocimiento.

  3. excelente observación falta los comparativos de la muestra UNAM – que tanto influyen las TIC en la vida cotidiana y sus resultados .al mismo tiempo la actualización de datos entre alumnos de los tres niveles lic. maestria y doctorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *