Un aliado para la educación a distancia

El software vSpace, desarrollado por NComputing, es un aliado para la educación a distancia.vSpaceLa educación camina de la mano de la tecnología. Los métodos de enseñanza evolucionan en formatos prácticos que permiten el ahorro de tiempo y dinero, pero sobre todo, ofrecen un mayor alcance, una cobertura que progresivamente se convierte en una propuesta integral de las escuelas mexicanas.

Hace más de una década los llamados laboratorios de computación, en las escuelas de nivel básico: primaria y secundaria, eran una ventana al conocimiento de las plataformas digitales, donde las primeras aplicaciones y programas virtuales enseñaban al alumno funciones básicas de una computadora de escritorio. El instalar un laboratorio de cómputo requería de una gran inversión económica por parte de los centros educativos, pues al menos, tenía que instalarse una computadora por cada dos estudiantes y, así, los alumnos pudieran interactuar con las instrucciones del profesor.

Los tiempos han cambiado, y con ello, las posibilidades de ofrecer un sistema digital en las aulas también. Como ejemplo está NComputing, una empresa global que ha logrado desarrollar plataformas virtuales dejando atrás las tradicionales computadoras de escritorio, a cambio de sencillas terminales que son capaces de conectar entre sí hasta más de 10 mil pantallas a la par, sin la necesidad de implementar el uso de las de CPU.

Omar García Morales, director de Ventas de NComputing para México, explica que la tecnología desarrollada es “vSpace”, un software que se instala en una computadora central para que el contenido y la información se compartan igualmente en otros equipos de elección.

NComputing tiene más de 10 años en el mercado, y en México su tecnología se distribuye desde hace cuatro años, logrando destinar estas herramientas virtuales en los centros educativos y empresariales; al momento, ya suman más de un millón de “escritorios virtuales” instalados en el país.

El directivo señala que esta tecnología, “vSpace”, es una tendencia global, pues entre sus principales atractivos destacan la eficacia y mejor aprovechamiento de los equipos de cómputo, así como la reducción de los costos de inversión ante presupuestos económicos limitados. Es decir, si la escuela sólo cuenta con capital para adquirir 10 computadoras, con la tecnología de NComputing podrá invertir en 20 pantallas, y así brindar servicio a más estudiantes, con lo que se pueden destinar más recursos a la compra de mobiliario o material educativo, por ejemplo.

En México, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) son de los principales usuarios de esta tecnología, que con más de 10 mil equipos instalados, ha creado una red virtual desde una sola computadora central y ha compartido su información integral a otros equipos, desde sistemas operativos que incluyen programas o herramientas para la creación de textos, imágenes, video, sonido. Por ejemplo, si la máquina central cuenta con antivirus, automáticamente, los demás equipos tendrán la aplicación sin la necesidad de instalar este programa individualmente en cada CPU.

Seguridad y rendimiento

En el plano educativo, la tecnología de NComputing otorga beneficios más allá del ahorro económico, pues desde el mando central se tiene la opción de controlar y decidir qué tipo de acciones se pueden desarrollar en los demás equipos, qué tipo de aplicaciones están aptos para ejecutar, si se tiene permitido o no descargar o cargar archivos o acceder a distintas páginas de internet.

Omar García Morales destaca que “vSpace” permite ahorrar hasta más de tres cuartas partes de la inversión integral a equipos de cómputo completos. Esto no quiere decir que aquellas escuelas que ya cuentan con una serie de computadoras tradicionales tendrán que desecharlas para adquirir tecnología nueva, pues NComputing ha desarrollado otra plataforma para que, también desde una máquina central, el contenido sea repartido a los demás equipos dependientes del servidor virtual.

Progresivamente, esta tecnología de ahorro comienza a utilizarse en Centro y Sudamérica; países como Brasil avanzan rápidamente en la adecuación de estas herramientas virtuales, pues entre otros beneficios destacan el ahorro de energía, ya que “vSpace” solamente consume cinco watts, no emite calor ni ruido como las CPU.

Fuente: El Informador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*