Diez consejos infalibles para que los niños ODIEN los libros

(¡para que NO los sigan!)1. Cuando empiecen a leer en voz alta, interrúmpelos constantemente para marcarles sus errores. (A ti también se te quitarían las ganas de seguir leyendo.)

2. Oblígalos a leer. (Nada más eficiente que un simple monosílabo, “lee”, para conseguir el efecto contrario.)

3. Menosprecia sus gustos y no respetes su criterio. (¿Qué es mejor, que lean lo que les gusta o que no lean?)

4. Imponles lecturas. (Esa novela que tanto te gustó cuando tenías su edad no tiene por qué ser de su agrado.)

5. Pídeles que te hagan un resumen. (Por favor, no dejes que asocien los libros con los deberes.)

6. Controla todo lo que leen. (Interesarse no significa examinarlos e interrogarlos.)

7. Recuérdales constantemente los beneficios de leer. (“Los niños que leen sacan mejores calificaciones, como tu amigo…” y el niño ya perdió las ganas de leer y hasta le cae gordo el amiguito perfecto.)

8. Relaciona los libros sólo con los deberes. (Un libro no debe ser sólo un instrumento para aprender cosas.)

9. Castígalos sin tele por no leer. (Mejor convirtamos la tele en nuestro aliado, por ejemplo, ¿cuántas películas infantiles se basan en libros?)

10. Exígeles lecturas inadecuadas. (No por ser bueno y correcto es adecuado a su edad o estado madurativo.)

¡Si quieren que sus niños lean, prediquen con el ejemplo, lean con ellos e inculquen este gusto con placer!

Fuente: weblogs.clarin.com

FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *