6 noviembre, 2013

Destacan importancia de la educación como agente de cambio social

Doadrio Rodríguez planteó que la educación es capaz de hacer que los niños se respeten a sí mismos, a los demás y a su sociedad y entorno, lo que refuerza su papel en el cambio social.
unicef-white_logo
La educación constituye un agente de cambio fundamental para la sociedad, porque es capaz de romper el ciclo de pobreza en forma permanente y eficaz, aseveró Elena Doadrio Rodríguez, Oficial de Educación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Durante la inauguración del “Primer encuentro de niñas indígenas de Chihuahua”, hizo énfasis en que todos los niños deben tener garantizado el acceso a ese derecho, especialmente las niñas y en particular las indígenas, porque son las más vulnerables.

Doadrio Rodríguez planteó que la educación es capaz de hacer que los niños se respeten a sí mismos, a los demás y a su sociedad y entorno, lo que refuerza su papel en el cambio social.

Por ello convocó a las autoridades del ramo a establecer estructuras sensibles al género, así como a generar políticas y programas participativos e inclusivos que den cabida a todos los niños, sobre todo a los más vulnerables, como las niñas indígenas.

En su oportunidad Horacio Chavarría González, subsecretario de Educación de la Secretaría de Educación y Cultura de Chihuahua remarcó la importancia de considerar a la educación como uno de los derechos humanos más importantes para ese segmento de la población.

Recordó que la reforma constitucional en derechos humanos de 2011 incluyó todo el apartado de “Garantías Individuales” de la Constitución, desde el artículo 1 hasta el 29, incluyendo, por supuesto, el tercero, relativo a la educación.

El artículo tercero, recordó, incluye la obligación del Estado de brindarla a todos los mexicanos, de manera independiente de su género, condición económica u origen étnico.

De ahí la importancia, detalló Chavarría González, de que esas pequeñas conozcan sus derechos, para que sepan cuándo se les violentan y los puedan exigir.

Con la representación del gobernador Javier Duarte Jáquez (quien se encuentra en gira de trabajo por China), convocó a los funcionarios del sector a “ir más allá de lo que les toca” para atender a esa población especialmente vulnerable.

Insistió que, en todo caso, lo importante será escuchar a las niñas de las diferentes etnias presentes en el lugar, incluyendo “a nuestras invitadas”, las niñas mixtecas migrantes que vienen con sus padres desde Oaxaca a trabajar como jornaleros agrícolas en la entidad.

Antes de iniciar formalmente las mesas de trabajo del encuentro se cantó el Himno Nacional Mexicano en rarámuri y niñas de una escuela con mayoría indígena del municipio de Bocoya, donde se encuentra el poblado de Creel, también rindieron honores a la bandera.

Fuente: www.rotativo.com.mx


Compartir

Articulos Relacionados