Educación AZ
16 julio, 2018

Educación expandida: aprendiendo en cualquier circunstancia

shutterstock_432862897-1-768x404

En el año 2012, el colectivo Zemos98 acuñó el término Educación expandida durante el festival que esta plataforma por el cambio social celebra anualmente. Pero, tal y como fue definida por los diversos docentes y otros profesionales del mundo educativo, la Educación expandida no era tanto una novedosa metodología pedagógica como la asunción de que algunos principios educativos como la educación formal o la educación informal, que a su vez aglutinan otros como la autoridad docente y la paternal, o la transmisión oral o escrita de conocimientos y la que se transmite a través de las Redes Sociales (RRSS), podían funcionar de forma complementaria, cuando no interdependiente. Pero ¿es posible esa conjunción? ¿O se trata de un globo sonda de escaso recorrido? Porqué ¿qué teorías pedagógicas apuntalan las posibilidades educativas que se le atribuyen a esta Educación expandida?

La escuela desbordada

Pese a la novedad del término y su relativa popularidad en algunos entornos pedagógicos, la Educación expandida no ha hecho sino situar en pleno siglo XXI una polémica, la que enfrenta lo que se aprende en el aula con lo que, también, se aprende fuera de ella, que prácticamente nació con la propia escuela como institución. Pero este debate, cuya intensidad ha ido creciendo y decreciendo a lo largo de la Historia de la escuela, ha cobrado una renovada fuerza de la mano de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y del acceso que estas permiten a masivas cantidades de información, dando a luz a teorías pedagógicas como el conectivismo. Desarrollada por George Siemens y Stephen Downes, el conectivismo toma muchos elementos del cognitivismo y el constructivismo pero aboga por un aprendizaje que, en la era digital, se produce cuando los individuos se conectan entre sí a través de las TIC, y de su participación en entornos virtuales, ya sean juegos digitales o las mentadas RRSS. Una visión del aprendizaje que contempla el proceso formativo como una red, no solo digital o tecnológica sino también humana, que se vale de nodos y conexiones para desarrollarse en cualquier lugar. Esta ubicuidad del conocimiento vincula la Educación expandida con otra teoría pedagógica, surgida durante la década de los setenta del siglo XX, como es la desescolarización postulada por Iván Illich y que más adelante influiría en otras iniciativas en favor de una educación mixta entre la escuela y su exterior como, por ejemplo, el Aula invertida o Flipped Classroom. De un modo u otro, ambas visiones sobre la educación coinciden en que los estudiantes aprenden a través de sus experiencias vitales fuera del aula, relacionándose con los demás y con el mundo que les rodea.

Consulta la nota completa en: Aula Planeta


Compartir

Articulos Relacionados