¿Qué es y cómo funciona el aprendizaje invertido? #LoMásVisto

La educación invertida es un enfoque pedagógico en el que la instrucción directa se realiza fuera del aula y el tiempo presencial se utiliza para desarrollar actividades de aprendizaje significativo y personalizado.


clase_invertida

En la mayoría de las aulas de las universidades el escenario típico de un día de clases consiste en que el profesor pase al frente, “da la clase” y escriba en el pizarrón para impartir su cátedra. Él es la figura central del modelo de aprendizaje –the sage on the stage–, mientras que sus estudiantes toman apuntes y se llevan tarea que deberán realizar en casa al finalizar la lección. El profesor sabe o se percata que muchos alumnos no entendieron completamente la clase del día, pero no tiene el tiempo suficiente para reunirse con cada uno de ellos de forma individual para atender sus dudas. Durante la clase siguiente, él solo recogerá y revisará brevemente la tarea, aprovechará para resolver algunas dudas, pero no podrá profundizar mucho ya que la clase no se puede retrasar porque hay mucho material por cubrir antes del examen final (Hamdan, McKnight, McKnight y Arfstrom, 2013, p. 3). Lo anterior, es parte de un modelo de enseñanza tradicional centrado en el profesor.

Educadores alrededor del mundo están tratando de cambiar este modelo tradicional –enfocado en el avance a partir de un plan de estudios– por uno guiado por las necesidades de aprendizaje de los alumnos. El modelo que ha despertado interés por su potencial es el Aprendizaje invertido, un modelo centrado en el estudiante que deliberadamente consiste en trasladar una parte o la mayoría de la Instrucción directa1 al exterior del aula, para aprovechar el tiempo en clase maximizando las interacciones uno a uno entre profesor y estudiante.

La premisa básica de este modelo es que la Instrucción directa es efectiva cuando se hace de manera individual, pero debido a los recursos de las universidades, esto requeriría de un equipo docente mucho más grande el cual la mayoría de las instituciones no podrían costear (Bergmann y Sams, 2014, p. 29). Esto no quiere decir que actualmente la instrucción sea necesariamente mala: puede ser una manera efectiva de adquirir conocimiento nuevo; el inconveniente es el ritmo. Para algunos estudiantes el avance puede ser muy lento pues se revisan contenidos que ya saben; para otros, muy rápido porque pueden carecer del conocimiento previo necesario para comprender los conceptos (Goodwin y Miller, 2013, p. 78).

En el método tradicional el contenido educativo se presenta en el aula y las actividades de práctica se asignan para realizarse en casa. El Aprendizaje invertido da un giro a dicho método, mejorando la experiencia en el aula (Fulton, 2014, pp. 3-4) al impartir la Instrucción directa fuera del tiempo de clase –generalmente a través de videos. Esto libera tiempo para realizar actividades de aprendizaje más significativas tales como: discusiones, ejercicios, laboratorios, proyectos, entre otras, y también, para propiciar la colaboración entre los propios estudiantes (Pearson, 2013, p. 5).

En este método, el profesor asume un nuevo rol como guía durante todo el proceso de aprendizaje de los estudiantes y deja de ser la única fuente o diseminador de conocimiento. Facilita el aprendizaje a través de una atención más personalizada, así como actividades y experiencias retadoras que requieren el desarrollo de pensamiento crítico de los alumnos para solucionar problemas de forma individual y colaborativa.

Con la ayuda de una o varias tecnologías, los maestros narran presentaciones que autograban desde su computadora, crean videos de ellos mismos o seleccionan lecciones de sitios de internet como TEDEd y Khan Academy que sirvan al contenido que están abordando. Como se mencionó anteriormente, el video es uno de los principales recursos, aunque también se puede hacer uso de otros medios y recursos electrónicos como screencasting, digital stories, simulaciones, ebooks, electronic journals, entre otros más.

Muchos educadores comienzan a invertir sus clases mediante el uso de este tipo de materiales de fácil acceso para que los estudiantes los vean en el momento y lugar que les sea más conveniente y tantas veces como lo necesiten para llegar mejor preparados a la clase. Aprovechando esta preparación anticipada, los profesores pueden dedicar más tiempo a implementar estrategias de aprendizaje activo con los estudiantes como realizar investigaciones o trabajar en proyectos en equipos. También pueden utilizar el tiempo de clase para comprobar la comprensión de los temas de cada estudiante y, si es necesario, ayudarlos a desarrollar la fluidez de procedimientos a través de apoyo individualizado (Musallam en Hamdan, McKnight, P., McKnight K. y Arfstrom, 2013, p. 4).Captura de pantalla 2015-04-13 a las 17.27.36 La integración de tecnología en el aprendizaje siempre ha propiciado mucho revuelo y expectativas debido a los cambios que la innovación puede acarrear. Es importante recalcar que este modelo de instrucción no consiste en un cambio tecnológico, únicamente aprovecha las nuevas tecnologías para ofrecer más opciones de contenidos a los estudiantes y, lo más importante, redefine el tiempo de clase como un ambiente centrado en el estudiante (Bergmann y Sams, 2013, p. 17).

Otro aspecto importante a resaltar es que la pedagogía detrás del modelo no es algo novedoso y a primera vista se podría argumentar que al pedir “de tarea” a los estudiantes que realicen la lectura de un texto para la siguiente clase (práctica común que realizan profesores), ya se está implementando el Aprendizaje invertido. Sin embargo, el potencial de este modelo va mucho más allá de esa sencilla práctica, y el nivel de maximización del mismo dependerá de la implementación que haga cada profesor.

Elementos clave

Actualmente no existe una única guía para implementar Aprendizaje invertido, es necesario continuar haciendo investigación cualitativa y cuantitativa rigurosa sobre este método de instrucción. Considerando esto, un grupo de educadores experimentados de la Red de Aprendizaje Invertido (FLN), en conjunto con los Servicios de Logro Escolar de Pearson, realizó en 2013 un análisis de la tendencia del que resultó la identificación de los cuatro pilares que hacen posible el Aprendizaje invertido.

Captura de pantalla 2015-04-13 a las 17.28.55

Fuente: Tecnológico de Monterrey

Share on Facebook0Share on Google+11Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn3

24 thoughts on “¿Qué es y cómo funciona el aprendizaje invertido? #LoMásVisto

  1. Entonces si llegase a implementar este metodo como le harian loas que no tIenwn acceso a la tecnologia o solo es para una parte de la poblacion

  2. La verdad que el artículo es escueto, de hecho, diría que es muy superficial y esas palabras en inglés no ayudan mucho. Creo que desde que empezaron a usarse las computadoras en las casas y a obtenerse información de ellas. se empezó a tener esa clase invertida, entonces, ¿quién puede decirme por qué se asume que alguien es el autor de un método? No quiero polémicas sino argumentos que me expliquen. Muchos estudiantes no tienen acceso al uso de un computador y menos en los países con pobreza extrema. En Venezuela pasa un caso muy particular (y supongo que es reflejo de lo que pasa en el mundo). Los maestros obligan a niños a hacer trabajos escritos en computador, lo que lleva a un gasto económico significativo para familias de escasos recursos. Pasar horas investigando, donde muchísimos se limitan a copiar y pegar, no es una buena forma de aprendizaje, y el gasto es enorme porque en igual ocasiones, se distraen con los juegos que se ofrecen en la red.
    Se ha perdido la buena caligrafía y la ortografía por el uso excesivo de los ordenadores. Soy creyente de que es bueno usar las TIC pero sin descuidar que es el docente quien debe acercarse y motivar cara a cara en su aula al estudiante, indagando que intereses lo motivan y crear luego sus estrategias pedagógicas con base en ellos.
    Me encantan las palabras de Lucía con respecto al seguimiento de los logros estudiantiles por parte de los padres. Así debe ser. Esto para mi era y es la escuela tradicional, o por lo menos así la aprendí. Tengo 54 años y 22 enseñando. Doy gracias a DIOS por mi vocación.

  3. Es bueno innovar como maestros, debemos mejorar cada día. Debemos estar a la vanguardia, ser creativos, asertivos con nuestros estudiantes.
    Estoy convencida que , la transformación depende de nosotros, hagamos esfuerzo para lograrlo.

  4. Hola, soy madre de dos críos y me parece ideal este tipo de enseñanza, con tanta tecnología como hay hoy en día, los chiquillos estudiarían más, incluso hasta el más vago, lo principal para mi ver, es que el video de la lección sea muy ameno, es decir, muchas imagenes, bien explicado con ejemlos, colorido, (esto lo digo porque por ejemplo mi hija la cuesta y cuando yo se lo explicó en casa y hacemos esquemas y con rotuladores de colores lo más importante se le queda mucho mejor en la cabeza), así que si el video esta así explicado, lo podrán ver una y otra vez hasta si se lo pudieran descargar en el móvil todavía mejor….y sacar sus dudas, presentarlas al día siguiente. Entiendo que sea mucho trabajo para el profesor tenerlo que hacer asi, pero luego recompesara este esfuerzo en clase ya que no tendrá que perder tiempo explicando en clase sino sólo respondiendo dudas y haciendo ejercicios y los críos cuando lleguen a casa se dediquen a estudiar y a buscar dudas yo creo que seria menos estrés para todos y aprendería más, un saludo,

  5. Es interesante el enfoque de la clase invertida, me parece un recurso que debe de poner en práctica el docente, en el afan de maximizar el tiempo y el aprendizaje, en desarrollar la naturaleza de los estudiantes, la curiosidad, el interés intrínseco, el deseo de manipular y manejar herramientas, el ensayar y buscar respuestas, el de participar de manera activa, la sensación de realizar los procesos de manera satisfactoria, el compromiso a tavés de actividades que simulen el juego y la simulación de ambientes de aprendizaje lo más próximo a situaciones y la cognición situada. Pero tambien es un hecho que no todos los estudiantes reaccionan positivamente al enfoque. Pretender tomarlo como remedio universal sería una ingenuidad, hay muchos enfoques y experiencias que el mismo docente hecharía mano para poder lograr los aprendizjes en estos estudiantes, y en ello radica parte de la labor docente para encaminar a los porcentajes de estudiantes que presentan rezagos, mediante acciones tutoriales y de seguimiento personalizado; y es aquí donde el enfoque satisface estas circunstancias, pues el tiempo se maximiza precisamente para atender estas urgencias educativas.

  6. Saludos. Estimo que los profesores debemos de trabajar en la creación de estrategias encaminadas a la motivación del alumno hacia el aprendizaje. Y estas motivaciones deben tener componentes que generen bienestar en el alumno. Es decir que el alumno experimente sensaciones de regocijo mientras aprende y complementa con la busqueda del conocimiento. Si un alumno no se interesa por adquirir los conocimientos de un determinado tema o nosotros como profesores matamos en el alumno esas ilusiones que pueda tener por el nuevo conocimiento, dificilmente podremos lograr “implantar” en el alumno esas necesidades de buscar o experimentar para aprender. Cuantos profesores no aterrorizan a sus alumnos con problemas y sutiaciones planteados en los libros y que en muchas ocaciones ni ellos mismos pueden resolver. La mayoría de las veces el mismo profesor no sabe transmitirle al alumno el porqué debe cursar determinada asignatura. Cómo puede hacer este alumno, para que, con el conocimiento adquidirido en esa asignatura, él pueda resolver los problemas que se plantean a diario en su casa, barrio, ciudad, pais, planeta.

  7. El informe Horizon 2014 es interesante respecto a este tema. https://www.youtube.com/watch?v=TPcbIbgCtUA

    Me encanta el modelo Flipped Classroom, pero formularía una pregunta. Soy maestro de primaria y muchas veces los chicos no traen los “deberes” hechos en el modelo tradicional.

    Al pasar a Flipped: ¿Qué pasaría con ese % de niños (que son los que no hacen los deberes) que en el modelo Flipped nunca ven los videos previamente?

    Por supuesto, el control de la conducta del docente en casa es muy limitado a pesar de que puede haber interacción con las madres, padres.

    Cuando tenemos un % de alumnos que no han visto previamente los videos,
    esos alumnos ya no podrán trabajar activamente en actividades que suponen que ya han aprendido elementos teóricos previamente. Ante esta situación ¿se derrumba el modelo?

    Un saludo

    1. Hola José. Soy maestro de primaria y tengo una mirada similar a la tuya. Me parece que el modelo está planteado para universidades en donde el estudiante-adulto se debe comprometer 100% con lo que decidió estudiar, poniendo en consideración toda su realidad personal.
      En la escuela primaria, el panorama es muy diferente. Desde mi punto de vista, todas estas experiencias “innovadoras” son útiles en cuanto nos ponen a pensar, pero que ninguna de ellas es aplicable directamente en el aula. Más aún cuando consideramos que un grado está dentro de una escuela, de un sistema educativo, con una currícula, con exigencias de todos lados…
      Volviendo sobre las ideas “innovadoras” creo yo que los maestros que nos cuestionamos nuestra labor diaria, pasamos mucho tiempo leyendo este tipo de notas, buscando alguna clave interesante que nos permita mejorar nuestro trabajo para que los alumnos puedan mejorar en el aprovechamiento de sus capacidades y las oportunidades. Pero encuentro siempre que las claves no existen y que por ahora queda seguir cuestionándose y buscando la vuelta.
      Saludos desde Argentina. Omar

      1. Hola Omar, me parece muy interesante el planteamiento de José Manuel y el tuyo. Definitivamente es importante buscar estrategias que permitan un mejor aprendizaje en los estudiantes, sin embargo, es importante tener en cuenta los estilos de aprendizaje y de acuerdo a esto complementar nuestra enseñanza. Soy terapeuta ocupacional y toda mi vida he trabajado en educación brindado estrategias terapeuticas que combinándolas con las pedagógicas logramos en un 80% que los alumnos logren acceder a sus buenos aprendizajes. Ahora bien, no debemos dejar de lado los estudiantes que no cumplen con sus labores ya sea por irresponsabilidad, falta de control por parte de los padres o por una buena falta de hábitos y rutinas en casa; estos alumnos requieren de igual manera, un seguimiento donde las consecuencias estén presentes y haya una consistencia en lo que se le exije académicamente y con sus derechos y deberes frente a su proceso de aprendizaje. Saludos desde Colombia. Lucia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *