Si los docentes no leen, son incapaces de transmitir el placer de la lectura

La educadora argentina Emilia Ferreiro, quien revolucionó la lectoescritura, asegura que si los docentes no leen son incapaces de transmitir placer por la lectura. Dice que todos los chicos pueden aprender si los maestros se lo proponen. Para la investigadora, la escuela es muy resistente a los cambios porque siguen instaladas viejas ideas.Emilia FerreiroEntrevista por Mariana Otero

Emilia Ferreiro casi no necesita presentación. Para el mundo de la educación es un referente indiscutible, que revolucionó la enseñanza de la lectoescritura y que realizó numerosos aportes a la alfabetización en el mundo.

Es argentina, pero está radicada en México desde hace más de dos décadas. Su tesis de doctorado fue dirigida por Jean Piaget en la Universidad de Ginebra. Hace años que recorre América y Europa dando conferencias y capacitaciones a docentes; es autora de innumerables artículos científicos y libros y fue reconocida varias veces como doctora honoris causa por diversas universidades, entre ellas la Universidad Nacional de Córdoba (1999).

La investigadora del Centro de Investigación de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional de México estuvo en Córdoba invitada por la Facultad de Psicología de la UNC. En diálogo con La Voz del Interior , aseguró que el docente no puede seguir haciendo tareas burocráticas, que debe profesionalizarse, que todos los chicos pueden aprender si tienen un maestro que crea que pueden lograrlo y que la escuela se resiste a los cambios que no genera ella misma. A continuación, un extracto de una larga charla.

–¿Qué puede hacer la escuela para evitar el fracaso escolar?

–El fracaso escolar tiene varias caras (…) Voy a hablar de los aprendizajes vinculados con la lengua. La alfabetización inicial o tiene lugar en los primeros años de la primaria o es un déficit que se arrastra muy mal. Incluso en casos donde no hay percepción de fracaso puede haber fracaso con respecto a lo que significa alfabetizar. Hoy nadie puede considerarse alfabetizado si está en situación de comprender mensajes simples, saber firmar o leer libros con léxico y sintaxis simplificada. Desde finales del siglo XX estamos asistiendo a una revolución en la que la digitalización de la información es parte de la vida cotidiana y la escuela ni se ha dado cuenta. Entonces sigue preparando para leer un conjunto limitadísimo de textos, sigue haciendo una alfabetización para el pizarrón. Trabajar con la diversidad de textos y alfabetizar con confianza y sin temor a circular a través de los múltiples tipos de textos y de soportes textuales del mundo contemporáneo es indispensable.

–¿Se puede decir que la escuela sigue siendo demasiado conservadora para niños de la era tecnológica?

–El sistema escolar es de evolución muy lenta. Históricamente ha sido muy poco permeable a cambios que la afectaban. Dos ejemplos: cuando apareció la birome, la primera reacción del sistema educativo fue “eso no va a entrar acá porque arruina la letra”, y la escuela le hizo la guerra a ese instrumento: una guerra perdida de antemano (…) Lo mismo hizo cuando aparecieron las calculadoras de bolsillo y dijeron “eso va a arruinar el cálculo escolar y no van a entrar”. Y entraron con muchas dificultades, hasta que en algunos lugares descubrieron que podía hacerse un uso inteligente de la máquina de calcular. En ese contexto hay que ubicarse. La institución escolar siempre ha sido muy resistente a las novedades que no fueron generadas por ella.

–Ahora se resiste a la computadora.

–Es una tecnología de escritura y tiene ventajas innegables para la enseñanza. La primera reacción es de desconfianza. El primer acto reflejo es que si nos traen una, la ponemos con llave.

–¿Se puede alfabetizar igual en diferentes contextos sociales y culturales y con recursos distintos?

–Hay cosas que van a ser iguales y otras que son necesariamente distintas. Algo que les digo siempre a los maestros es: “¿Usted no sabe qué hacer el primer día? Lea en voz alta”. La experiencia de escuchar leer en voz alta no es una experiencia de todos los chicos antes de entrar a la escuela y es crucial para entender ese mundo insólito que tiene que ver con que hay estas patitas de araña (muestra las letras) en una hoja y que suscitan lengua.

–Es otra forma de enseñar a leer y escribir…

–Más que empezar con la pregunta típica de cómo hago para enseñar a leer y escribir, primero hay que enseñar algo acerca de lo que es la escritura y para qué sirve. El maestro tiene que comportarse como lector, como alguien que ya posee la escritura. La gran diferencia entre los chicos que han tenido libros y lectores a su alrededor y los que no los han tenido es que no tienen la menor idea del misterio que hay ahí adentro. Más que una maestra que empieza a enseñar, necesitan una maestra que les muestre qué quiere decir saber leer y escribir. Cuanta menos inmersión haya tenido antes, más hay que darle al inicio.

–¿El docente es consciente de que esta es una buena manera de enseñar a leer y escribir? Hay investigaciones que dicen que los maestros no leen.

–Ese es uno de los dramas del asunto porque se habla mucho del placer de la lectura, pero ¿cómo se transmite ese placer si el maestro nunca sintió ese placer porque leyó nada más que instrucciones oficiales, libros de “cómo hacer para”, leyó lo menos posible. Es muy difícil que ese maestro pueda transmitir un placer que nunca sintió y un interés por algo en lo que nunca se interesó. En toda América latina el reclutamiento de maestros viene de las capas menos favorecidas de la población. En muchos casos no hay aspiración a ser maestro. Y en ese sentido cambió, pasó de ser una profesión de alto prestigio social a una con relativo bajo prestigio social.

–¿Cuánto influye eso en la alfabetización de los niños?

–Mucho, porque si alguien está haciendo lo que hace porque no pudo hacer más, se va a sentir frustrado; y la frustración profesional no ayuda al ejercicio profesional.

Una escuela vieja. –¿Se avanzó en el modo de alfabetizar?

–Hay una visión muy instrumentalista que piensa lo mismo desde hace tantas décadas que da hasta lástima decirlo. Dice: “Primero vas a aprender la mecánica de las correspondencias grafofónicas y para eso mejor que ni pienses porque es un ejercicio mecánico de asociación de correspondencias. Después vas a aprender de corrido, y después vas a entender lo que estás leyendo y después, quizá, te venga esa cosa desde algún milagro llamada placer por la lectura”. En realidad, el placer por la lectura entre los chicos que tienen lectores a su alrededor es lo primero que se instala (…) Es lo primero, no lo último.

–Esta tendencia del placer antes que lo instrumental no está en práctica; seguimos con las viejas teorías. ¿Cómo se revierte eso?

–No es fácil. Lo que no consigo es que me den la lógica de la visión opuesta. Por ese lado hice investigaciones que revelan que los chicos piensan sobre la escritura antes y que lo que piensan es relevante y que es bueno tenerlo en cuenta.

–¿Sigue en vigencia esa idea de que el maestro es la autoridad que les enseña a niñitos que no saben nada?

–Siguen instaladas viejas ideas que son parte de la lentitud del sistema para reaccionar. A veces con el razonamiento de que si siempre se hizo así para qué cambiar (…) Una de las tendencias es regalarle el fracaso a la familia o al niño y no asumir la responsabilidad de que todos los chicos pueden aprender y deben aprender. Andan buscando desde antes que empiece el año escolar quiénes van a repetir o quiénes son los disléxicos o los que tienen alguna patología por la cual la cosa no va a andar. Y realmente todo cambia muy fuerte cuando el maestro dice “aquí no va a haber repetidores” y cuando asume desde el inicio que “aquí van a aprender todos”. Eso exige un involucramiento fuerte del maestro con el aprendizaje; ahí entramos en otra vertiente, en la que el oficio del maestro se ha ido burocratizando cada vez más y desprofesionalizando al mismo tiempo. Recibe instrucciones y las ejecuta: esa es la definición de un burócrata. En tanto, el profesional es el que sabe lo que está haciendo, por qué lo está haciendo y tiene una racionalidad y una especificidad que puede defender profesionalmente.

–¿Cómo se hace para sacar adelante a niños que concurren a escuelas donde hay un libro cada 40 alumnos, sin biblioteca ni computadora y el docente, además, atiende situaciones familiares, psicológicas?

–Enseñar a leer y escribir bajo los bombardeos es difícil. Cuando un maestro está convencido de que puede hacer algo termina descubriendo la manera de hacerlo, y si deja que el malestar general lo apabulle no va a poder hacer nada. Si acepta estar ahí es porque cree que algo puede hacer. Si forma parte de la desesperación colectiva, si se deprime junto con el ambiente, no va a poder hacer nada. Pero hay maestros creativos que consiguen llevar adelante algo que da esperanza… El maestro tiene que decir “aprender es posible”, como el médico decir “la salud es posible”.

Fuente: Redes OEI

32 thoughts on “Si los docentes no leen, son incapaces de transmitir el placer de la lectura

  1. Hay que reflexionar y deducir que los primeros años de vida de un niño@ son la base de la educación y mientras en esta etapa escolar sean adiestrados a la cultura de la lectura cuando sean adolescentes y más aun adultos serán unos lectores en potencia” un pueblo lector es un pueblo libre”aviso importante: la lectura es la principal enemiga de la ignorancia.

  2. Interesante planteo… Más allá de las dificultades que todos los docentes en ejercicio debemos afrontar, niños con necesidades básicas insatisfechas, falta de acompañamiento familiar en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos, vulnerabilidad social y de derechos, falta de recursos, la burocracia del sistema educativo argentino, etc. como docentes se nos plantea un gran desafío, es posible incluir con calidad a todos los niños/as al sistema educativo? Creo que si, al hablar de incluir no me refiero a que el niño esté en la escuela solamente, sino qué podemos hacer como profesionales en educación con ese niño en la escuela, hacia el logro de aprendizajes significativos? El desafío está planteado, las posibilidades dadas… Por un ciclo lectivo 2015 lleno de logros en función de nuevos desafíos!!! Lograr la difícil transición de la enseñanza tradicional a la nueva escuela, es responsabilidad de todos.

      1. MI HIJA CON EL METODO DE EMILIA F APRENDIO A LEER RECORRIDO A LOS 5 MESES DE INICIO EN ESCUELA PRIMARIA, Y CONTINUO LEYENDO PERFECTO DESDE AQUEL MOMENTO………

  3. Los niños no leen , si desde pequeños los padres o tutores, no les han leído previamente. Las últimas investigaciones , muestran la importancia de la lectura de los adultos a los niños, como forma de promover el inicio del proceso lector. No debemos olvidar que los grafemas son productos culturales ( así como los numerales). Se han producido a lo largo de la evolución del hombre. Esto determina la dificultad de su apropiación. Otro aspecto sustancial, es el amor por la lectura. El placer de leer simplemente por leer. Este aspecto, se debe promover en las aulas. Por eso la importancia de las bibliotecas ambulantes y solidarias. No sólo para que los niños lean, sino también la familia.

  4. CUANDO NACIÓ MI PRIMERA HIJA, CONTINUAMENTE YO LE LEÍA CUENTOS Y LE MOSTRABA LAS ILUSTRACIONES, CADA NOCHE DURANTE SUS PRIMERAS AÑOS DE VIDA.

    AHORA ES UNA ADOLESCENTE QUE TIENE UNA GRAN PASIÓN POR LA LECTURA, A SU CORTA EDAD HA LEÍDO MUCHOS MAS LIBROS DE LOS QUE YO HE LEÍDO EN TODA MI VIDA, ESO CREO.

    PIENSO QUE LA LECTURA ORIENTADA, CON PREGUNTAS Y DEDUCCIONES, DESDE LOS PRIMEROS AÑOS, ES HERMOSA Y NECESARIA, PARA CAMBIAR LAS CONDICIONES DE DESARROLLO DE NUESTRA LATINOAMERICA.

    TENIENDO CUIDADO DE LO QUE SE LEE, POR QUE NO TODO LO QUE ESTA ESCRITO ES CONSTRUCTIVO, LOS NIÑOS Y JÓVENES DEBEN DESARROLLAR LA CAPACIDAD DE DISCERNIR EL PROPÓSITO DE LO QUE ESTA ESCRITO.

  5. Muy buen artículo
    Felicidades…
    Cuando los docentes amen su profesión y descubran que los niños son un barro moldeable capas de crear en ellos ese cambio de sociedad que tanto pedimos y dejen de adiestrar con la finalidad de formar seres con mentes dormidas por que así conviene aun sistema.
    Cuando el centro de la educación sea el progreso de crecimiento de los educandos y no la ambicion de ejercer el poder pisotendo el derecho y dignidad de una comunidad escolar.
    que papás,maestro y alumnos retomemos nuestro compromiso de educar para la vida desde los. Valores justicia y libertad.
    Papás,maestro vamos a la lectura para que los niños aprendan de nosotros con el ejemplo.

  6. Excelente artículo y verdades indiscutibles en relación con los procesos de lectura y de escritura fundamentados en la diversidad de textos que podemos trabajar con niños y niñas en las aulas. Mi admiración a EMILIA fERREIRO a quien tengo la fortuna de conocer por sus textos. .

  7. Mis modestos respetos para esta honorable Maestra-Doctora! Gracias por el llamamiento a aprender a leer disfrutando el aprendizaje! Entiendo el mensaje principalmente dirigido a padres y madres quienes somos los primeros maestros de los niños en la escuela llamada hogar.
    Gestándose la Alegría de Leer desde la mas tierna infancia, la sociedad va a mejorar. Siempre habrán obstaculos, sin embargo, una de las mayores satisfacciones es superarlos y además lograr el objetivo. Gracias por la energía que imparte su artículo. R

  8. Cuando se refiere a que los maestros provienen de las capas menos favorecidas de la sociedad lo dice no para criticar que sean de esa clase social, sino para señalar un hecho real: la profesión de maestro es perseguida por gente que busca un medio de sobrevivencia (en latinoamerica abundan los ejemplos). Por supuesto que hay maestros con vocación que salen de todas las clases sociales, pero la profesión de maestro actualmente en nuestros pueblos latinoamericano está tan venido a menos que acuden manadas de gente sin vocación a hacerse maestros por la pensión.

    1. No estoy de acuerdo. Obviamente que algunos profesionales tienen excelencia y otros no como en cualquier otra actividad. Escribo desde Argentina. Abundan los ejemplos de personas que ponen gran empeño y parte de su sueldo para que los alumnos puedan aprender y hasta comer, a pesar de las condiciones de infraestructura y a pesar de las falencias del sistema.

  9. Los maestros luchan contra los distracciones y estrategias enajenentes de quienes son de la “alta sociedad” y solamente piensan en aumentar su capital.

  10. una lastima que una vez mas, recaiga toda la culpa en los docentes, cuando es un sistema entero el que no está funcionando. Es tal la desvalorización de la profesión docente, que los mismos, no reciben las capacitaciones o actualizaciones correspondientes para estar dentro de un aula del siglo XXi. Se brindan capacitaciones pero la mayoria son deficientes. Aquí podríamos responder porque el rechazo a la computadora, el problema es que muchos docentes no saben como utilizarla, ni las ventajas de la misma. Cuando un docente se está formando, todavía lo realiza con el típico pizarron y tiza.
    Desde el lado del docente Me parece que Se debería trabajar sobre la motivación de los mismos, que hace tiempo han perdido, gracias a las falencias del sistema.

    1. Hay algo bastante evidente. A los docentes y a sus falencias se los ve. Al sistema, no. Y echarle la culpa al “sistema” es una buena forma de decir: “nadie tiene la culpa”.

  11. Las verdades irrefutables no se pueden discutir. Hay afirmaciones que son evidentemente ciertas en sí mismas. Lo que me preocupa y apena es que detecto una crítica más a los maestros que proviene de una profesional tan afamada, residente fuera de su país desde hace muchos años. Aliento y felicito a los docentes argentinos que sé que se capacitan y luchan cada día por ayudar a sus alumnos a superar sus dificultades. Por otra parte ¿qué son las capas menos favorecidas de la sociedad? qué es eso de que: los docentes provienen de las capas menos favorecidas de la sociedad. Desde ya le digo señora, que las “capas menos favorecidas de la sociedad” han dado grandes soluciones a la sociedad, en tanto que otros continúan creando invisibilidad a través de sus templos comerciales.

    1. La entrevistada, Sra. o Srta. Rossi, no hace un comentario al “vuelo” cuando afirma que muchos profesores provienen de las clases menos favorecidas de la sociedad latinoamericana. Diversos estudios así lo avalan y eso tiene como base, principalmente, dos causas: los bajos sueldos que, comparativamente, perciben y, segundo, la desvalorización social del trabajo que realizan. Y son estos temas, entre otros, por los que tanto luchamos los profesores aquí en Chile.
      La visión de esta excelente educadora e investigadora es la correcta. Saludos cordiales.

  12. Sus aportaciones son muy interesantes sin embargo cómo enfrentar a los nuevos desafíos cuando mi escuela no cuenta con una estructura ni mobiliario en condiciones (es un vagón de tren) careciendo hasta de luz eléctrica, sin omitir las condiciones socioeconómicas que atañen a nuestros alumnos, los siutaciones familiares y de contexto en el que se encuentran envueltos. Convencida estoy, sin embargo necesito mínimo enegía eléctrica para poder impartir las clases, que mis alumnos tengan nociones de como utilizar la computadora buscando y/o seleccionando información.

  13. Soy educadora, y me asusto que ya los padres de familia no leen a sus hijos un cuento, o no cuentan cuentos, no leen poesía o no recitan. No cuentan historias o leyendas…simple y sencillamente no leen, no aplican , no trasmiten el gusto por la lectura. No sacan un ratito para compartir con sus niños…y enseñarles desde bebés el placer de leer. Para muestra un botón en un sondeo que hice en 22 niños sólo a 2 les leían cuentos de vez en cuando. Ahora …pregunto …¿qué pasa con las docentes? no sacan un minuto , si no está contemplado en un programa. Es triste…pero es una realidad.

  14. Maestra si los sistema educativos debemos avanzar y aceptar la tecnología porque en los examenes no le permiten ni al maestro, ni al alumno el uso de calculadora en los examenes de enlace o carrera magisterial. En Mexico e

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *