Cultura
24 enero, 2019

El ilustrador que presentó un cómic como tesis

 

El historietista e ilustrador cordobés Iván Zigarán se recibió de antropólogo en la Universidad Nacional de Córdoba con una tesis realizada en formato de cómic.

Iván Zigarán dibuja “desde siempre”, hace historietas desde los 10 años y es diseñador gráfico titulado por una universidad privada desde 2010. Y ahora, además, se recibió de licenciado en Antropología por la Universidad Nacional de Córdoba con una tesis completamente hecha en lenguaje de historieta.

Iván cuenta que en la evaluación de su tesis le fue “de diez”. Y es literal: el examen fue el lunes 10 de diciembre y su trabajo obtuvo calificación 10 (diez). Los intergantes del tribunal evaluador le confesaron que estaba el prejuicio de que la historieta es un lenguaje menor, simplificador, asociado a materiales de extensión o divulgación; que no imaginaban la posibilidad de un desarrollo extenso y profundo en ese formato.

Pero luego los profesores le dijeron que su trabajo rompió el prejuicio porque conserva la profundidad teórica y analítica y los requisitos metodológicos que una tesis universitaria debe tener, sin perder la capacidad de llegar a un público más masivo, no académico.

Lo cierto es que la presentación (y aprobación con nota sobresaliente) de una tesis académica realizada en formato de historieta y sin un texto formal en prosa que lo acompañe es un hecho absolutamente novedoso. En el país no se conocen otros casos, y en el mundo son escasísimos. El hito pionero parece ser el del norteamericano Nick Sousanis, cuyo cómic-tesis analiza varias formas de conocer e interpretar la realidad, incluyendo la que puede darse a través del código verbal-visual de la historieta, y le dio el título doctoral en la Escuela de Pedagogía de la Universidad de Columbia.

Otra cuestión son los cómics presentados como producción artística proyectada en la tesis de una carrera de artes plásticas o visuales: textos de tesis convencionales explican y fundamentan el proceso y acompañan a las historietas realizadas, que no necesariamente abordan cuestiones científicas. En este campo, los antecedentes tampoco son muchos y también implicaron una innovación. En Córdoba podemos destacar los de Nacha Volenweider y Walter Bohe, licenciados no hace mucho en la Facultad de Artes de la UNC.

Pero la tesis de Zigarán, dirigida por la doctora María Bernarda Marconetto, es otra cosa: usa la historieta, pero no para hablar de la historieta ni para contar otras cosas, sino para contar el propio trabajo de investigación sobre otras cosas. En concreto, para contar el proceso de su estudio etnográfico “sobre el monte en el noroeste de la provincia desde la perspectiva de las familias campesinas que habitan la región”.

Consulta la nota completa en: LaVoz.com.ar


Compartir

Articulos Relacionados