9 enero, 2016

Habilidades lingüísticas de los estudiantes de primer ingreso a las IES #ArchivoAZ

Captura de pantalla 2015-04-28 a las 12.30.00

A manera de introducción, es importante que el lector tenga las siguientes referencias. Primero, de acuerdo con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), 56% de los estudiantes que terminan la secundaria no logra los aprendizajes mínimos de escritura y 36% no adquiere las habilidades indispensables de lectura.

Captura de pantalla 2015-04-28 a las 12.30.13

Segundo, este instituto publicó recientemente el informe relativo al Desempeño de los estudiantes al final de la Educación Media Superior. PISA 2012, en el que se incluyen, entre otros, los resultados del rendimiento en las competencias de lectura de los estudiantes que están a punto de ingresar a la educación superior. En resumen, el informe concluye que 20% de la población nacional de estudiantes que están a punto de concluir la educación media superior “tendrán dificultades para utilizar la lectura como una herramienta de aprendizaje que les permita alcanzar sus metas, impulsar y ampliar sus conocimientos, y participar de manera eficaz y productiva en la sociedad” (pág. 28).

De entrada, dichas referencias revelan un problema estructural del sistema educativo en México. Más aún, algunas estadísticas que se derivan de estudios de egresados de licenciatura y posgrado en el área de ciencias sociales, apuntan a que es hasta este último nivel en el que los estudiantes consolidan sus habilidades para la comunicación oral, escrita y gráfica.1

La evaluación de las habilidades lingüísticas

La Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) publicó en 2014 el libro Habilidades lingüísticas de los estudiantes de primer ingreso a las instituciones de educación superior. El trabajo fue realizado por un grupo interinstitucional de académicos bajo la coordinación de Rosa Obdulia González Robles, profesora de la División de Ciencias Básicas e Ingeniería de la Universidad Autónoma Metropolitana-Unidad Iztapalapa.

El título es bastante amplio porque no escatima en explicaciones para dejar claro el tratamiento estadístico que arrojaron las evaluaciones de 4 mil 351 estudiantes de nuevo ingreso pertenecientes a 11 Instituciones de Educación Superior2 (IES) del Consejo Regional del Área Metropolitana (CRAM) de la ANUIES.3

De acuerdo con los hallazgos de esta investigación, resulta evidente la necesidad de fortalecer las prácticas de enseñanza y aprendizaje de la educación media superior en: comprensión auditiva, entender e interpretar lo que se escucha; comprensión lectora, transformar signos lingüísticos en imágenes mentales; conciencia lingüística, uso adecuado del lenguaje oral y escrito a partir de un conocimiento imprescindible de la gramática y escribir de manera clara, precisa y correcta.

Como se aprecia en la siguiente tabla, la distribución de los resultados de las evaluaciones marca que los mayores porcentajes se ubican en un nivel de rendimiento medio; sin embargo existe una población de estudiantes con habilidades lingüísticas deficientes, particularmente en comprensión de lectura y expresión escrita.

Captura de pantalla 2015-04-28 a las 12.30.31

El estudio va más allá. En conocimiento del bachillerato de procedencia, destaca el hecho de que los estudiantes de primer ingreso que provienen de instituciones públicas de educación media superior son quienes poseen menores habilidades lingüísticas. En general, se trata de alumnos que cursaron este nivel en alguna institución que coordina la Secretaría de Educación Pública (SEP).4

Para este conjunto de instituciones, los porcentajes de alumnos con niveles de desempeño deficiente y medio son:

  1.  En compresión auditiva, más de 65%;
  2.  En comprensión lectora, al menos 60%, y
  3.  En conciencia lingüística, más de 60% de los casos.

Estos indicadores sugieren que el sistema nacional de educación media superior está conformado por instituciones con niveles de aprendizaje claramente diferenciados. En el extremo inferior están ubicadas las instituciones coordinadas por la SEP y en el extremo superior los colegios y preparatorias de la UNAM y del IPN, así como las particulares incorporadas a éstas.

Finalmente, la investigación relaciona el perfil de los estudiantes con los resultados de la evaluación y concluye que los alumnos con mejor rendimiento proceden de un medio socioeconómico alto y tienen padres con mayores niveles de formación profesional. Esto, de acuerdo a los autores, les brinda mayores oportunidades de acceso a servicios como Internet, a distintas manifestaciones culturales, contacto con otras lenguas mediante viajes y lecturas, así como un mejor desarrollo del hábito de consultar diversas fuentes de información.

Dicha conclusión remite a sociólogos como Pierre Bourdieu, en el sentido de que la educación reproduce la estratificación dada por condicionamientos sociales. En otras palabras, el grupo de estudiantes más favorecidos posee un capital cultural superior que los dota de mejores condiciones o de mayores márgenes de maniobra para desenvolverse en el campo educativo de nivel superior.

Captura de pantalla 2015-04-28 a las 12.30.22

En resumen

Esta investigación, con todo y que no representa al total de estudiantes de nuevo ingreso a la educación superior del Área Metropolitana de la Ciudad de México (AMCM), aporta evidencias estadísticas que, más que cerrar la discusión, abre posibilidades para que las IES instrumenten este tipo de trabajos y cuenten con información que les otorgue un mejor conocimiento de las deficiencias de los estudiantes que inician su formación profesional, reconociendo que éstas se arrastran desde la educación básica.

Diversas instituciones, entre ellas la UAM-Unidad Cuajimalpa, han tomado cartas en el asunto con propuestas como la creación de instancias dedicadas a resolver los problemas de ortografía, gramática, argumentación y estructura de escritos para, de esa forma, mejorar las habilidades y fomentar el pensamiento crítico de sus estudiantes.

A nivel gubernamental conviene advertir que los resultados del estudio advierten la necesidad de mejorar y equilibrar las condiciones de enseñanza de la educación pública para evitar la reproducción de las desigualdades socioeconómicas características de nuestro país. Como lo han reconocido autoridades educativas: debe evitarse que el origen social determine el destino educativo.

Captura de pantalla 2015-04-28 a las 12.30.47


Compartir

Articulos Relacionados