El polémico enfoque pedagógico de los jardines de infantes alemanes

Kinder-2

Los “kindergarten” le dan prioridad a cantar, jugar e interactuar en total libertad antes que a las normas estrictas y a la supervisión cercana de los maestros.
Probablemente no exista nación en el mundo que se asocie de manera más poderosa que Alemania a la noción del respeto por las leyes, el orden y la disciplina. Es tal vez por ello que resulta tan llamativo el enfoque pedagógico que desde fines de la década del sesenta se aplica en los jardines de infantes de gran parte del territorio germánico.

Contrario a lo que podría suponerse, en los kindergarten de origen teutón reina lo que muchos podrían catalogar como una anarquía planificada, donde se fomentan las actividades lúdicas, pero no se espera que los niños cumplan con asignaturas como la lectura o la resolución de problemas matemáticos básicos, sino que simplemente interactúen con otros pares de la forma más libre posible.

A pesar de que en un primer momento se llegó a considerar la idea de kinders completamente faltos de normas, con el correr del tiempo los educadores alemanes llegaron al término medio que reina en la actualidad, donde en la gran mayoría de los casos se intenta alejarse de un modelo centrado en la disciplina estricta.

Una de las particularidades de los institutos alemanes, tanto públicos como privados, es que se fomenta a los maestros a dejar que los niños resuelvan sus rencillas por su propios medios, es decir que básicamente se los deja discutir hasta que ellos mismo resuelvan sus diferencias, sin la intervención de adultos a cargo.

Consulta la nota completa en: Infobae.com

One thought on “El polémico enfoque pedagógico de los jardines de infantes alemanes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *