Lo que las niñas querrían ser de mayores si fueran niños #España

Los estereotipos de género que se aprenden desde la infancia pesan mucho a la hora de elegir una carrera profesional. De las chicas que llegan a la universidad, solo un tercio escoge estudios de ciencia y tecnología.

Ellas quieren ser actrices, estilistas o profesoras cuando crezcan. Aunque hay excepciones, preguntadas por lo que desean ser de mayores, la mayoría de niñas elige profesiones estereotipadas. Pero, ¿y si fueran chicos? Es lo que les preguntó la ONG Liga de la Educación a un grupo de pequeños en Fuenlabrada, Madrid. Muchas cambiaron su respuesta inicial como se puede ver en el vídeo experimental de su campaña contra la violencia de género. Astronauta, policía, doctora… serían sus opciones de vida en caso de haber nacido varones. “A los chicos les gusta más la luna”, explica su cambio una de las crías entrevistadas.

Los niños no están exentos de los estereotipos de género. Ellos se imaginan un futuro como futbolistas, bomberos o constructores, aunque si fueran chicas querrían ser peluqueras de perros, profesoras o actrices. “El hecho de que desde tan pequeños ya eligen profesiones feminizadas (ellas) y masculinizadas (ellos) no es más que un reflejo de la cultura en la que viven inmersos en la que existe una desigualdad tradicional y estructural entre hombres y mujeres”, afirma Rosa Martínez, secretaria de infancia de la Liga de la Educación. Y eso, continúa, “limita el desarrollo de sus competencias y capacidades”.

“Lo primero que hay que hacer es tomar conciencia de la realidad en la que nos encontramos y romper el espejismo de igualdad en el que vivimos inmersos”, sugiere Martínez. Solo así se puede producir la transformación, apunta. “Desde la Liga de la Educación creemos que el feminismo sigue siendo una asignatura pendiente en los colegios y, con campañas como esta, pretendemos que esto cambie”, añade Ana Rodríguez Penín, responsable de igualdad de la ONG. Por eso, creen que uno de los principales campos de batalla son las escuelas. Lo mismo opina Paulo Speller, secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). “Es necesaria una educación en la que todo sea igual para chicos y chicas”, sentencia durante su intervención en un debate sobre niñas y mujeres en ciencia en los Días Europeos de Desarrollo en Bruselas el pasado 6 de junio.

Consulta la nota completa en: El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *