Si la escuela no puede vencer a las nuevas tecnologías, ¿por qué no aliarse con ellas?

1

“Nada de teléfonos móviles en la escuela”, prometió Emmanuel Macron durante su campaña.

El proyecto de ley La République en marche (LRM), que prohíbe los teléfonos móviles en los colegios e incluso en algunos institutos franceses, se aprobó el 30 de julio en el Parlamento galo y entra en vigor este semestre.

Menos de diez años después de su aparición, los móviles se han convertido en una parte central de nuestras vidas. Y esta propuesta, de hecho, parece reconocer que la escuela no se ve todavía capaz de afrontar este profundo cambio en nuestras relaciones con la realidad, con los demás y con la información. Y probablemente tenga razón. Puede ser lo más prudente dejar pasar una especie de moratoria antes de afrontar el uso de la tecnología digital en los colegios

y centrarse por ahora en lo que la escuela sí sabe hacer. Sobre todo si, más allá de los experimentos puntuales y de las iniciativas personales de los profesores, se trata finalmente de permitir que los móviles entren en el sistema educativo de manera masiva, como ya lo han hecho en otros ámbitos (vida cotidiana, salud, deporte…).

Consulta la nota completa en: Blog.Público.es

2 thoughts on “Si la escuela no puede vencer a las nuevas tecnologías, ¿por qué no aliarse con ellas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *