Educación AZ
1 noviembre, 2018

Parecidos y diferencias de las generaciones X, Y y Z: así ven la vida y el trabajo

En un futuro próximo, tres de las generaciones más estudiadas de la historia convergerán en el lugar de trabajo al mismo tiempo: la generación X, nacidos antes de los años ochenta pero después de los baby boomers; la generación Y o millennials, definida en general como las personas nacidas entre 1984 y 1996; y la generación Z, que englobaría a las personas nacidas después de 1997, las siguientes en incorporarse al mercado de trabajo.
En una encuesta realizada a 18.000 profesionales y estudiantes de estas tres generaciones procedentes de 19 países, encontramos algunas diferencias importantes en sus aspiraciones y valores. Esperamos que los resultados de esta encuesta, realizada por el Instituto de Mercados Emergentes INSEAD, Universum y la Fundación HEAD, sean de utilidad para las empresas que buscan retener, desarrollar y atraer a los trabajadores de estos grupos demográficos. Sin embargo, es importante mencionar que nuestros hallazgos son una instantánea de dónde se encuentran estos empleados en este momento. Las necesidades y expectativas de los trabajadores suelen evolucionar a lo largo de sus carreras y esperamos que futuras encuestas amparen la validez de nuestros resultados.

Ambición de liderar

Descubrimos que, en todo el planeta, convertirse en líder es importante para el 61% de la generación Y, el 61% de la generación Z y el 57% de los encuestados de la generación X. Sin embargo, las respuestas variaron según el país. Por ejemplo, en los países nórdicos, los encuestados estaban menos interesados por los roles de liderazgo que sus homólogos mexicanos. Entre los encuestados de la generación Y, el 76% de los mexicanos dijo que alcanzar una posición de liderazgo es importante frente a solo el 47% de los noruegos. El 77% de los profesionales estadounidenses de la generación Y consideró importante obtener un puesto de mando.

Las organizaciones deben tener en cuenta todas estas preferencias. Las empresas en mercados sin entusiasmo por el liderazgo, como Dinamarca, Suecia y Francia, donde solo el 56% de los profesionales de la generación Y indicó que convertirse en líder era importante, tendrán más dificultades para ocupar sus puestos vacantes. En cambio, en países como México, Estados Unidos e India, las empresas necesitarán encontrar formas de manejar las expectativas a la vez que ofrecen experiencia de liderazgo u otra motivación para los trabajadores más ambiciosos.

En general, los profesionales de la generación X y la generación Y están más motivados con el coaching y la mentoría que implican los puestos directivos que con la mayor responsabilidad que suponen. Sin embargo, la generación Z cita niveles más altos de responsabilidad y libertad como atractivos del liderazgo.

Por países, los encuestados de la generación X en España destacaron la formación de otras personas como lo más atractivo del liderazgo. Sin embargo, esta fue una prioridad menor para los encuestados de Alemania, Noruega, Dinamarca, Gran Bretaña y Estados Unidos, quienes pusieron las tareas desafiantes como el aspecto más atractivo.

Las preferencias de los hombres y las mujeres en cuanto al liderazgo también difirieron entre los distintos intervalos generacionales. Para la generación X, el 63% de los hombres y el 52% de las mujeres dijeron que era importante convertirse en líderes. Entre los profesionales de la generación Y y la generación Z, fue el 63% de los encuestados varones y el 61% de las mujeres. (Otras investigaciones también sostienen que las mujeres más jóvenes son tan ambiciosas como sus compañeros varones, pero que son las empresas quienes terminan con su entusiasmo). ¿Por qué? Nuestros encuestados ofrecieron diferentes respuestas. En general, las mujeres de la generación X tienen más probabilidades de disfrutar del trabajo desafiante que implica el liderazgo, así como de llegar a ser mentoras de otras personas. Las mujeres de la generación Y también anteponen la oportunidad de formar a otras personas frente a otras actividades. En cambio, las mujeres de la generación Z sentían que lo más atractivo de liderar es la responsabilidad que implica. Los hombres de todas las generaciones estaban más interesados en los futuros ingresos y un nivel elevado de responsabilidad.

Cuando preguntamos sobre los obstáculos para alcanzar una posición de liderazgo, los encuestados de la generación Z en países como Japón, Francia y Reino Unido apuntaban al estrés. Lo mismo entre los profesionales de la generación Y, donde los encuestados de EE. UU., Suiza y Finlandia, también citan al estrés como el principal obstáculo. Los miembros de la generación X de todos esos países coinciden, pero alemanes, suizos y emiratíes de la generación X se mostraron más preocupados por la conciliación entre la vida profesional y la privada.

Consulta la nota completa en: HBR.es


Compartir

Articulos Relacionados