Educación AZ
7 diciembre, 2018

Pongamos freno a la cultura del no esfuerzo

Desde que empecé en el puesto de Coordinadora en Formación Superior, le he empezado a prestar más atención a la educación que estamos ofreciendo (a todos los niveles) al mismo tiempo que lo intento relacionar con las dudas y consultas que nos llegan de los alumnos (repito, de una educación superior como un Máster).  
¿De qué me he dado cuenta? De que si seguimos por este camino, lo vamos a pasar muy mal. De hecho, ya lo estamos sufriendo a nivel de docencia y gestión, preguntadle a cualquier que esté en un puesto de este tipo. Hemos sufrido diversos cambios educativos, en función del gobierno de turno, y eso, en vez de ayudar a conseguir una educación mejor, juntando los elementos positivos de cada propuesta, ha hecho que cada vez vayamos a peor. Porque el cambio de gobierno no significa “vamos a cambiar el sistema educativo por un sistema que haga que nuestros alumnos destaquen en positivo” sino que significa “volvamos a poner nuestro sistema y quitemos el que hay por el mero hecho de ser de la oposición, sin pararnos a pensar si alguna de estas cosas funcionan o no”.

El otro día saltaba la noticia de que el gobierno iba a permitir conseguir el título de bachillerato con una asignatura suspendida. Anteriormente se había aprobado una ley que permitía pasar de ESO a Bachillerato con dos asignaturas suspendidas… y yo me pregunto ¿qué pasa en este país? ¿por qué siempre ajustamos a la baja? ¿Por qué no hacemos que ese alumno quiera llegar a ese objetivo final superándolo todo y superándose a sí mismo? Por mucho que nuestra ministra diga que es “de lógica” a mí no me lo parece.

Si en cada nivel que pasan los alumnos estamos haciendo concesiones, ¿cómo van a llegar esos alumnos a estudiar una carrera o un Máster o postgrado? ¿No les estamos transmitiendo que el esfuerzo no sirve para nada? Pensadlo un momento, el niño que tiene facilidad para estudiar seguirá como siempre pero el niño que tiene alguna dificultad o simplemente es vago (sí, los hay) ¿qué pensará? Pues genial, la más complicada ya no hace falta que la estudie, total no me la van a exigir para entrar en la Universidad…

Lo vemos a menudo. Niños y adolescentes que se quedan trabados en una complicación básica a la hora de preparar un trabajo porque no les han enseñado a buscarse la vida cuando eso pasa. Yo recuerdo cuando estudiaba EGB (sí, yo soy de EGB). Cuando no sabía algo y le preguntaba a mi padre él siempre me decía: “qué puedes hacer para solucionarlo?” Y me enseñaba a buscar recursos y utilizarlos porque, “no siempre habrá alguien ahí para ayudarte”. Y ¿os digo una cosa?  Por más que jorobe a una persona darle la razón a sus padres a según qué edades, tenía más razón que un santo, y esa preparación (mirad que era fácil) me ha dado las herramientas para poder afrontar el resto de problemas que me he ido encontrando en la vida (a nivel personal, educativo, profesional) y eso ha hecho que sea una persona autosuficiente.

Consulta la nota completa en: TheTopicTrend.com


Compartir

Articulos Relacionados