La educación de los hijos

Captura de pantalla 2015-10-01 a las 17.29.30Desde hace décadas hemos escuchado esta frase: “Los hijos no vienen con manual”. Captura de pantalla 2015-10-01 a las 17.30.14

Ha sido una especie de justificación a lo largo de muchos años y se oculta en este enunciado generación tras generación. Me parece que lo anterior nos limita a abrir nuestras expectativas y motivación y no hacer las cosas diferentes, investigar y hacernos verdadera y coherentemente responsables de traer a una persona a este mundo. Debemos ser conscientes de que de nosotros dependerán las características de su personalidad y su confianza ante la vida.

Nadie sabe cómo hacerse cargo de algo que jamás ha experimentado —como la educación de un hijo—, pero existe un abanico de oportunidades y posibilidades para enfrentar las diferentes circunstancias que se nos presenten. Es un hecho que nos tendremos que mover de la zona de confort y generar cambios, romper paradigmas sociales, culturales y dinámicas que han estado en la familia desde hace varias generaciones.

Captura de pantalla 2015-10-01 a las 17.30.29

Para el ser humano, los cambios representan la activación de una serie de defensas y resistencias que, en ocasiones, son imposibles de romper. La compulsión de repetir es inherente al ser humano y conforma la lucha que intentamos librar día con día, una vez que decidimos que queremos hacer un cambio. No es un trabajo fácil, es un ejercicio diario, un proceso. Mientras más lo practiquemos, mejor nos saldrá.

Lee el artículo completo en la revista impresa.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

0 thoughts on “La educación de los hijos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *