Educación AZ
29 enero, 2019

Alerta Bullying: cómo romper el silencio del acoso escolar

 

El bullying o acoso escolar supone un maltrato físico, verbal o relacional que el menor sufre en el entorno escolar por parte de compañeros.

Estos casos cada vez son más frecuentes en los colegios pero resultan muy complicados de detectar. La comunidad educativa reclama más formación y conocimientos para poder denunciar los casos de acoso dentro y fuera de las aulas. El programa Alerta Bullying de la Asociación Ginso es una herramienta formativa para prevenir y localizar este tipo de maltratos. En funcionamiento en algunos centros educativos, los docentes y orientadores opinan sobre esta iniciativa y sobre la intención del Gobierno regional de sancionar a aquellas personas, profesores y alumnos que no denuncien casos de acoso escolar que hayan podido detectar.

Los datos sobre el acoso escolar son realmente escalofriantes si los analizamos con detalle. Según un informe de 2016 elaborado por Save the Children, un 6,6 de los menores de la Comunidad de Madrid han sufrido este tipo de acoso en alguna ocasión. Aunque peores son las cifras nacionales: un 9´3 por ciento es el porcentaje de acosados en la Educación Secundaria Obligatoria (de 12 a 16 años) y un 6’9 por ciento corresponde a los casos de ciberbullying.

Unos datos que ponen de manifiesto que cada año, cientos de menores se convierten en víctimas de una violencia que suele ser silenciada. Un tipo de abuso que en los últimos años ha crecido de manera considerable convirtiéndose algunos de los casos en protagonistas mediáticos de la actualidad. Como ocurrió hace unas semanas en un instituto de Villaverde. Un total de 15 menores de entre 14 y 16 años fueron detenidos acusándolos de acosar a dos hermanos (de 13 y 15 años). Los agredidos llevaban un mes y medio sin acudir al instituto. Los presuntos acosadores grababan con sus móviles y difundían en diversas redes sociales las humillaciones y vejaciones a las que sometían a ambos hermanos. El padre de los hermanos oyó gritos en el portal de su vivienda y alertó a la Policía de que estaban agrediendo a sus hijos, que hasta ese momento no habían denunciado. Un caso clarísimo de Bullying que despertó, una vez más, las alarmas institucionales y de la comunidad educativa.

De hecho, el Gobierno regional pretende atajar estas violentas situaciones de una manera más contundente. Para ello, el Ejecutivo ha planteado que los profesores denuncien ante cualquier indicio de violencia en las aulas y, si no lo hacen, los centros tendrán que informar a la Fiscalía del Menor. Los alumnos que callen también cometerán faltas graves y podrían ser expulsados un máximo de cinco días lectivos. Esta es una de las principales novedades que recoge el proyecto de decreto por el que se regula la convivencia en los colegios e institutos -públicos, concertados y privados- que previsiblemente será aprobado el primer trimestre de este año y de obligado cumplimiento el próximo curso. Madrid sería, si se aprueba finalmente, la única comunidad autónoma en la que se penaliza a un alumno que no informe sobre casos de bullying.

Consulta la nota completa en: MadridDiario.es


Compartir

Articulos Relacionados