Educación AZ
14 enero, 2019

Aprendizaje Basado en Proyectos [INFOGRAFÍA]

Diferenciar los agrupamientos: sobre todo cuando los proyectos exigen una considerable competencia lectora; esto te da la oportunidad para trabajar con mayor intensidad en agrupamientos que requieran una mayor tutorización en el desarrollo de sus habilidades. Crear grupos con instrucciones y tareas diferenciadas les ayuda a avanzar más rápido

Usa agrupamientos heterogéneos: esto es completamente compatible con lo anterior. Hay un momento para todo. Cada estudiante debe aprender las fortalezas del otro o la otra, que impulsan el trabajo del equipo. Esto es importante, especialmente, si el proyecto tiene un componente “artístico”: un/a alumno/a, al menos, con estas habilidades es imprescindible en cada grupo.

  • Permite los conflictos: es difícil de asumir, lo se, pero es importante que los/as estudiantes asuman que los problemas y discusiones hay que solucionarlas de forma autónoma. Es más, los conflictos son parte del trabajo en grupo, de la colaboración y de la toma de decisiones.
  • Celebra los logros: no nos olvidemos de celebrar el trabajo y las metas que alcanzan las alumnas y los alumnos; son adolescentes y necesitan la afirmación. Si hace falta utilizar sellos e insignias, úsalas… al parecer, funcionan
  • Retroalimentación útil y accesible: parece obvio, pero si damos por supuesta la evaluación formativa, como hablábamos en la primera parte, la retroalimentación tiene que ser clara, entendible por ellos y ellas y servir al logro de algún objetivo. Por ello, debemos hacerla específica y acompañada de guías e instrucciones: no tienes tiempo muerto como docente, porque ésta es una tarea continuada
  • Utiliza las “ansias de saber”: si lo haces bien, los/as estudiantes (no al principio, claro), al comienzo de cada proyecto, tendrán esa necesidad de saber más… Después de trazar las líneas iniciales debes “revisitar”, dejarles profundizar más si lo desean, ver sus rogresos, ver sus resultados finales… y, por supuesto, tienes que ayudarles a ver qué saben, realmente, ahora
  • Estudiantes respondables de su propio aprendizaje y sus propias producciones: así debes mantenerlos. No solo deben colaborar, en grupo, en proyectos, sino poder demostrar individualmente haber adquirido los contenidos y las habilidades propias de cada proyecto (a través de esa creación colectiva)
  • Voz y voto: Ya lo vimos en Dos cosas que todo el mundo quiere (bit.ly/Nwr07l) pero, obviamente, trabajando con proyectos es central, porque cada uno y cada una debe aprovechar sus capacidades al máximo y perfeccionar su acceso al conocimiento (y la demostración pública de estos). Dales opciones para elegir, en grupo e individualmente
  • Altas expectativas: no te pliegues. El momento en el que te retires es el momento en el que tu alumnado debe tomar conciencia de fecha de vencimiento, de las instrucciones del trabajo y de lo que pueden permitirse o no holgazanear y procastinar. Mis requisitos y micalendario no cambian:  mis alumnos y alumnas han de ser capaces de crear buenas producciones en un tiempo razonablemente corto.

Ante el absentismo escolar, empodera a los/as estudiantes absentistas con metas alcanzables y proyectos atractivos: independientemente de las razones para sus reiteradas ausencias, tenemos que darles la bienvenida a nuestra clase y fijarles metas razonables, realistas. Las metas hay que fijarlas con cada uno/a de los/as alumnos/as, pero con éstos/as es una tarea diaria

Consulta la nota completa en: Escuela20.com


Compartir

Articulos Relacionados