Educación AZ
10 mayo, 2019

Cómo aprender Lengua cantando hits de todos los tiempos

Los adverbios con ‘Malamente’, de Rosalía; las preposiciones con ‘Viajero’, de Seguridad Social; o los monosílabos con ‘Duele el Corazón’, de Enrique Iglesias. ¡Apúntate a cantar en clase de Lengua!

¿Sabías que algunas de las canciones que hemos estado escuchando toda la vida encierran un mensaje lingüístico claro? A través de ellas, se pueden aprender las esdrújulas, los adverbios acabados en ‘mente’ o las preposiciones. Esta es la lista definitiva de canciones que puedes usar en clase de Lengua con tus estudiantes. ¡Enseña cantando!

Esdrújulo, de Daniel Viglietihh

Estamos ante un vals animado que, como su propio nombre indica, se puede utilizar en clase de Lengua para aprender, repasar y hablar sobre las palabras esdrújulas. Cada estrofa contiene dos ejemplos de este tipo de palabra y, además, riman entre ellas, por lo que otra opción es practicar con ella la rima.

El viajero, de Seguridad Social

“A la vida guiará constantemente, ante el paso imperturbable está el reloj, bajo las mismas razones pertinentes, (…)” ¿Te suena? Seguridad Social dejó muchas canciones míticas para recordar y para enseñar a las generaciones venideras. El caso de ‘El Viajero’ es muy curioso porque cada estrofa comienza con una preposición, para acabar escribiendo todas.

Inmortal, La Oreja de Van Gogh

Esta canción encierra un mensaje subliminal: ¡Está llena de determinantes y pronombres! ¿No consigues adivinarlo? “Yo soy TU destino”, “mariposas que al alba, se venían CONMIGO”, “Tengo en uno de MIS rizos, el ritmo del tango que siempre bailabas”… Y así, diferentes ejemplos para poner música a la explicación.

Duele el corazón, Enrique Iglesias

Una buena opción para repasar y explicar las palabras monosílabas en los primeros niveles educativos es la canción ‘Duele el corazón’, de Enrique Iglesias. Una letra simple, sin muchas palabras difíciles que se puede comprender sin problema: “SI TE VAS YO también ME VOY”, “Todos esos besos QUE TE quiero DAR” o “A MÍ NO ME importa” son solo algunos ejemplos de todos los que podremos encontrar a lo largo de sus cuatro minutos de duración.

Malamente, de Rosalía

Cristián Olivé, profesor de Lengua y Literatura en la Escola Joan Pelegrí de Barcelona, nos ofrecía hace unas semanas una idea fantástica: aprovechar uno de los hits que están triunfando en la actualidad para explicar los adverbios acabados en –mente. Tal y como él mismo explicaba, después de pedir a sus alumnos que pusieran varios ejemplos de este tipo de adverbios y apuntarlos en la palabra, pasaba a la explicación de estas palabras.


Compartir

Articulos Relacionados