Educación AZ
22 mayo, 2019

Educar con actitud es parte del aprendizaje

La mayor parte de los alumnos aprenden más del “ser” que del “saber”, la actitud del docente se trasmite. Mientras más motivado este el maestro más activo estará el estudiantes, todo depende de la actitud que muestre el docentes en las aulas.

Trabajar la actitud desde una emoción adecuada es fundamental para iniciar una clase. El estudiante aprende más cuanto más motivado esté el docente.

Un maestro debe cumplir con ciertas características basadas en la humildad, la asertividad, una comunicación activa y confiable. Debe ser amigo de sus alumnos, tener un alto concepto de colaboración y de responsabilidad. Entender que el ser maestro no es un estado pasivo en el que se dicta una clase y se termina sin resultados.

Enseñar no es la clave, lo mejor es compartir experiencias en las aulas, los alumnos deben construir su propio conocimiento, eso garantiza el aprendizaje.

Procura conectar con la gente en las aulas, incentiva a tus alumnos para que no acudan a las aulas por buscar un título sino por encontrar su pasión. Un profesional que ama lo que hace nunca tendrá que esforzarse por demostrar que es bueno en algo, los resultados serán evidentes.

“Captar la atención del alumno es la clave para motivarlo”

El docente debe reconocer sus falencias, colocarse por encima de los errores y animar al estudiante a ser mejor.

Entender que está en constante crecimiento y siempre habrá algo nuevo que aprender y transmitir.

“No es tu verdad, es analizar todas las opciones que existan”

Consulta la nota completa en: Belenchis.com


Compartir

Articulos Relacionados