20 marzo, 2017

La SEP cambiará dinámica de clases #LoMásVisto

Se ajustarán los contenidos de las materias y se buscará que los alumnos equilibren la memorización y la reflexión.Debido a que la escuela ha permanecido en el último lugar en las decisiones educativas y que el método de enseñanza no ha mostrado ser eficaz en el buen aprendizaje de los alumnos, la SEP cambiará la dinámica de las clases, ajustará los contenidos de las materias y dará un nuevo lugar a la escuela.

De acuerdo con las conclusiones del Foro Nacional de Educación Básica, el trabajo en las aulas tiene que estar enfocado en equilibrar la memorización con la reflexión crítica entre los estudiantes, que comprendan las operaciones matemáticas para hacer inferencias lógicas y que el maestro, más que transmitir conocimientos, sea “un guía” para que los niños aprendan a aprender.

Las propuestas vertidas por el Consejo Asesor Técnico de los foros que la SEP llevó a cabo en el país para diseñar un nuevo modelo educativo, señalaron que hasta ahora la escuela ha estado sometida a decisiones externas y, por tanto, se debe “romper la verticalidad” para que tenga autonomía de gestión y use los recursos en los aspectos que más requiere el plantel y no en lo que dicten las autoridades educativas.

Entre los cambios planteados, la SEP tendrá que diseñar un nuevo plan de estudios, donde se reduzcan los contenidos, para que en vez de que los niños deban aprender demasiados temas, dediquen mayor tiempo al razonamiento lógico y reflexión crítica de menos contenidos.

María Trigueros, integrante del Consejo Asesor Técnico de los foros de educación básica, señaló que el trabajo en el aula tendrá que ser menos rígido, a fin de que los maestros puedan innovar en su modo de dar las clases, bajo el enfoque de que los alumnos aprendan por sí mismos y no sólo por lo que dicte el profesor.

Se busca promover una serie de acercamientos y buscar un equilibrio entre la memorización y la reflexión crítica, a través de darle a los maestros una mayor libertad para elegir la forma de trabajo frente a los distintos temas que se proponen en el currículum”, apuntó Trigueros.

En español es urgente fortalecer la comprensión de lectura, para que el alumno aprenda a comunicar sus ideas y pueda plasmarlas en la escritura, mientras que en matemáticas, más allá de aprender de memoria fórmulas y algoritmos, sepa que tienen un uso lógico y que funciona para la vida diaria.

En educación física, dijo, los alumnos tienen que salir de la pasividad y tener una clase donde realmente se ejerciten, pero al mismo tiempo se relacione ese ejercicio con el aprendizaje de los beneficios en la salud y en la nutrición.

Respecto a la reducción de contenidos, dijo que no significa reducir el reto o la exigencia cognitiva de los materiales, sino que en las últimas reformas se ha diluido el contenido de las materias y entonces no es motivante el estudio, porque “les parece aburrido lo que tienen que estudiar”.

Sobre el lugar central que merece la escuela, Elisa Bonilla, integrante del Consejo Técnico Asesor de los foros de educación básica, señaló que en el modelo vigente la escuela ha estado en último lugar, por lo que no puede hacer mucho para ser eficaz.

Por tanto, aseveró que en el nuevo modelo educativo “la escuela no puede estar al final de una cadena de mando, recibiendo indicaciones, atendiendo exigencias administrativas, siendo demandada por la sociedad para solucionar todo tipo de problemas ajenos a su razón de ser primordial, es decir, que los niños aprendan a aprender y aprendan a convivir”.

En el nuevo modelo educativo, enfatizó, la escuela tiene que estar en el centro del sistema, tomando decisiones y solicitando apoyo cuando lo requiera, debe estar enfocada en lograr su objetivo principal, “que es garantizar una educación de calidad con equidad para que los niños y jóvenes puedan hacer valer su derecho de aprender”, acotó.

Para tener una nueva escuela, concluyó que es urgente “romper la vieja verticalidad del sistema”, el cual la misma SEP reconoce, y ello será el mayor reto para construir el nuevo modelo de la escuela de educación básica.

Fuente: Excélsior
Foto: Cuartoscuro


Compartir

Articulos Relacionados