Educación AZ
22 mayo, 2019

Límites en la educación de los niños (disciplina)

¿Qué son los límites en la educación?

La importancia de los límites y la disciplina en la educación de los niños es fundamental para su adecuado crecimiento y madurez. Establecer límites sanos puede hacer sentir seguros a los niños en un mundo que no siempre es estable. Además, al ofrecer opciones dentro de los límites le permite al niño practicar cierto control de las situaciones en un medio seguro.

Los límites son como andadores que dan la seguridad y tranquilidad a los hijos de que son los padres quienes están lidiando con las situaciones que se presentan. Aunque es sumamente importante escuchar y validar las emociones de los niños, los padres tienen estar a cargo para crear un ambiente seguro y estable para sus hijos. Los límites son, podemos decir, como senderos ya trazados por donde pueden circular tranquilamente los hijos y con los que se les señala dónde está el peligro y dónde es seguro. En ausencia de estos senderos, se fuerza a los niños a empezar a trazar ellos mismos un camino, tarea para la el cual carecen de recursos.

Importancia de los límites en la educación

A partir de los 2 años de edad, los niños tienden a desarrollar un deseo de exploración y de pseudo-independencia, en el que quieren experimentar realizar las actividades de los padres: por ejemplo, el « yo solo », al querer lavarse los dientes él mismo, o querer amarrarse las agujetas ella sola. Si bien no es conveniente bloquear este impulso natural de los pequeños, es importante tener presente que dejarlos libres los coloca en posición de frustración constante: al no poder cepillarse bien los dientes, o no poder amarrarse las agujetas, los niños terminan desarrollando frustración e inseguridad con ellos mismos. Además, si los padres simplemente quitan los límites y dejan que el niño explore, lo exponen a peligros de manera imprudente. Por ejemplo, si al niño le es permitido soltarse de las manos y caminar solo en una calle transitada, corre el riesgo de sufrir un accidente al cruzar la calle.

La ausencia de límites ocasiona ansiedades y angustias innecesarias

Ahora bien, los límites, decíamos, son fundamentales porque ofrecen un pilar en el que los hijos se apoyan y desarrollan seguridad. Las reglas y los límites son la manera en que los padres ofrecen una estructura y le comunican a sus hijos que ellos saben qué es lo mejor para ellos. Esto les provee un marco de seguridad y tranquilidad que les permite simplemente despreocuparse y ser niños. Sin límites, los niños se ven presionados a cristalizar ideas sobre lo que es o no es mejor para ellos… Lo cual es sumamente importante pero a cierta edad, precisamente con la adolescencia. Al quitar los límites, los padres esperan que se mantengan en pie muchas formas, ideas, ilusiones, que simplemente todavía no están suficientemente maduras. La pseudo-libertad que gozan los niños que carecen de límites claros, no está libre de ansiedades y angustias innecesarias, y preocupaciones sobre cosas respecto de las cuales tiene pocos recursos para asimilar. Por otro lado, los límites también pueden suponer opciones para que los hijos elijan y ejerciten la sensación o el sentido de tener control sobre las situaciones, de manera segura, y con sentimientos de satisfacción por el logro. Por ejemplo, pueden « consultarle » si quiere arroz o espagueti, helado o pastel, etc.

Consulta la nota completa en: https://www.ryapsicologos.net/


Compartir

Articulos Relacionados