Educación AZ
24 mayo, 2019

Paul Mason: «Las tecnologías de la información van a mermar la necesidad del trabajo»

 

Una conversación con el periodista especializado en economía y autor de «Postcapitalismo» sobre los cambios estructurales de nuestro sistema económico y las posibilidades reales de imaginar un mundo más allá del mismo.

Las sucesivas crisis económicas nos han llevado a ver las contradicciones estructurales del sistema capitalista. Por primera vez en mucho tiempo, resurgen escenarios que hasta ahora parecían utópicos: la transición hacia una sociedad más allá del capitalismo, una sociedad del postrabajo fundamentada en la automatización y los avances tecnológicos. Conversamos de todo ello con Paul Mason, una de las personalidades más influyentes del postcapitalismo, aprovechando su participación en la última edición del festival Kosmopolis.

Antes de ejercer como periodista económico, Paul Mason fue profesor de música en la Universidad de Loughborough. En sus estudios de postgrado se especializó en la Segunda Escuela de Viena de Arnold Schoenberg, aunque finalmente decidió desplazar su atención del mundo de este compositor, que el desaparecido historiador cultural Carl E. Schorske dio en llamar «desenraizado» y «cósmicamente amorfo», hacia el romanticismo tardío y más armónicamente contenido de Richard Wagner.

En esa evolución se hace fácil entrever una cierta búsqueda de un ámbito sólido que recuerda la búsqueda de Adorno de encontrar la vida material en la música que nos emociona. Posiblemente también presagia la transición de Mason de la música al periodismo económico.

Como hiciera anteriormente la Escuela de Frankfurt, su trabajo se centra en las tensiones profundas subyacentes a los binomios de arte y ciencia, idea y práctica, material e inmaterial, de lo abstracto y lo real. No es de extrañar que se presente a sí mismo como autor, periodista y «dramaturgo». Tampoco sorprende que su conferencia en Kosmopolis 2019 gire alrededor de la historia del autor bolchevique de ciencia ficción Aleksandr Bogdánov y en su implicación en la política del cambio climático.

En una entrevista reciente en el Pati de les Dones, Mason me contó que fue contratado para realizar tareas de investigación y consultoría acerca de la película Jason Bourne. Según el contrato que firmó, Universal Studios son propietarios de los derechos intelectuales de su trabajo «para siempre y en todo el universo». «Así pues, aun cuando el planeta haya explotado y una nube polvorienta cubra el universo entero», agrega, «Universal Studios seguirá siendo el propietario de mi obra».

Consulta la nota completa en: lab.cccb.org.


Compartir

Articulos Relacionados